13
Mar
11

Luz ahogada

Luz ahogada

Julio G. Alonso

Anuncios

10 Responses to “Luz ahogada”


  1. 1 Santiago Fernández
    marzo 13, 2011 en 16:59

    Querido Julio:
    Veo, que poco a poco vas sumergiéndote en un campo conceptual muy interesante, y que a mí me resulta especialmente motivador. Bien es verdad que cada uno tenemos nuestras gafas con las que miramos las cosas, unas son científicas, otras literarias, las hay prácticas,….ya lo decía Ortega con su famosa frase “yo soy yo y mi circunstancia”. En mi caso, las gafas, hacen que muchos de los bocetos, dibujos, poesías,…pasen el tamiz de la Ciencia.
    En tu poesía visual, presentas de manera engarzada,al menos, seis elementos perfectamente identificables: el sol, un árbol, la luz, un pozo, el agua, las palabras, además del aire (que lógicamente está en todos los lugares).
    El sol es el elemento central del que que procede la energía, pero sobre todo la LUZ, lo que lleva a una reflexión interesante: la materia no es más que luz atrapada, pues ¿qué sucedería en un mundo sin luz, con plena obscuridad?¿habría materia?¿ quién la vería?

    En tu poesía la luz está ahogada( atrapada) en un pozo de agua y curiosamente también aparecen engarzados los famosos cuatro elementos de los antiguos filósofos griegos: fuego(sol), aire, tierra y agua.

    El sol(fuego), es el elemento energético que transforma lo sólido en líquido y lo líquido en gaseoso, por tanto un elemento de transmutación, pero especialmente generador de luz y de energía.
    El aire, es el elemento de la ligereza, la flexibilidad, la movilidad, el vuelo, el equilibrio, nos da el aliento de la aventura.
    La tierra, es el elemento firme, seguro, en que se siembra, que se llena, que se tiene y se posee y que también absorbe. Nos recuerda la feminidad al ser elemento receptivo.
    El agua, se trata del elemento líquido de mezcla, de argamasa, y de disolución. Va asociada también a la feminidad, receptividad, apertura, al océano y origen de toda vida.

    De acuerdo a esta interpretación tu poesía visual debería interpretarse de la siguiente manera: la energía traspasa el aire y cae sobre la tierra para germinarla, quedando atrapada y disuelta por el agua como elemento receptivo y origen de la vida.
    Un abrazo, querido Julio.
    Santi

    • marzo 14, 2011 en 15:14

      Amigo Santi:

      No respondería a la verdad si dijera que tu interpretación del poema formaba parte de la intencionalidad del mismo a la hora de concebirlo. Tu análisis resuelve muchas dudas y abre un abanico enriquecedor sobre los límites del significado del poema. Es un gran comentario, un comentario creador, consistente y bello, con el que me identifico totalmente. Sin duda, en nuestro inconsciente, el sentido de la vida está arraigado en los elementos naturales que tan bien describes. La energía atrapada hecha materia y ese abismo oscuro (¿vacío o lleno de oscuridad?) al otro lado, que nos señala al terreno de la no consciencia, quizás la muerte. Observo que desde la Ciencia hay muchos puentes tendidos a la creación artística y que ésta se nutre de los elementos científicos. Una mirada atenta e inteligente incide en los aspectos de la vida que nos acompañan cotidianamente y que, por eso, acaban por pasarnos desapercibidos. Ahora, desde tu mirada, este poema ya es poema, tal vez poesía en esa sorpresa del descubrimiento. Yo, al menos, lo veo ahora de forma diferente, de una manera más rica y compleja. Gracias por ayudar a crecer el poema y la poesía, Santi.
      Salud

  2. marzo 16, 2011 en 14:47

    Yo….sólo decirte que sin la luz…me ahogo….soy de las que duermen con los rayitos de las persianas bien abiertos, no soporto la oscuridad….asi es que….que no me ahoguen la luz.
    Ando algo desaparecida porque estamos en época de intenso trabajo (evaluaciones) ya tú sabes, cuando afloje volveré de seguidito.
    Un placer julio

  3. marzo 17, 2011 en 09:43

    Tengo que decir que este poema visual es hermoso por sí, sin explicaciones. Pero es cierto que mueve a reflexión. Desde la concepción presocrática de los cuatro elementos, definidos por el filosofo Empedocles, ha corrido mucha tinta, se han aumentado dichos elementos, se han cambiado los nombres, e incluso se han descubierto otras concepciones, como la china, etc.
    Esta luz ahogada o atrapada es realmente lo importante del poema. Incluso está representada por la palabra. Hay que recordar aquello de “al principio fue la palabra”. Es la palabra lo esencial a la poesía. ¿Y la luz? ¿Lo es a la vida sensible del hombre? ¿es concebible la oscuridad sin que exista la luz?
    En fin, lo importante es que este poema levanta todas estas preguntas e incógnitas, sin dar ninguna respuesta, porque quizás no sea posible ninguna. Y quizás esa luz sea la misma inteligencia humana.

    Un abrazo.

    • marzo 17, 2011 en 18:16

      El título general de esta bitácora es la de Lucernarios, es decir, el espacio de luz como metáfora del conocimiento. El tema de la luz es algo que apasiona a poetas como Antonio Gamoneda, a la que sigue y persigue en sus versos con esa ansia de liberación a través del conocimiento. Pero hablar de la luz no es posible sin entender la oscuridad. Me ha parecido muy enriquecedora la explicación de Santiago Fernández al encontrar en esa oscuridad en la que se diluye la luz en el agua encerrada en la tierra el germen de la vida, como expresión de una luz devuelta al mundo, transformada la energía.
      Aprendo mucho de vosotros, y os lo agradezco sinceramente. Con un abrazo.
      Salud

  4. 7 Pilar
    marzo 17, 2011 en 19:24

    Admirado Julio.

    No te duelan prendas en el tiempo que dediques a tus cavilaciones creando esos poemas visuales.

    Hemos pasado de creer que el tiempo es oro, a la involución, el tiempo es Arte -que decian los mayas.
    Estás en un proceso evolutivo, muy considerable. ¡Adelante!
    Salud.

    • marzo 18, 2011 en 11:14

      Pilar:

      Tus palabras de ánimo me llegan y hacen más fácil este desafío. Pero, si lo piensas bien, el mérito de casi todo os corresponde a quienes leéis y tomáis en cuenta estas propuestas, pues sois quienes de verdad hacéis una labor de creación de la que aprendo. Por eso, a quienes además de leer os animáis a escribir, tengo que agradeceros tanto. Hacéis que no me sienta tan solo. Gracias y un abrazo.
      Salud

  5. 9 Flory GLEZ.
    marzo 17, 2011 en 23:27

    Luz, luz , luz ¿ veremos mañana la luz ?

    Originalidad de temas , belleza del lenguaje , tu forma de narrar nos llega .

    Un verdadero maestro que nos da luz en todos sus planteamientos , en tu precisión

    verbal , un placer siempre leerte y ver tus poemas visuales .

    Saludos .

    • marzo 18, 2011 en 11:20

      Flory, empezaré por decirte que confío en que algún día veremos la luz, aunque sea un rayito que nos conforte de conocimiento. De cualquier manera, ¿no es esto ya la luz? Vuestros comentarios se me aparecen con la claridad que anuncia el día.

      Estoy pensando en tu nombre. No sé, es posible que esté totalmente equivocado, pero tengo una prima carnal llamada Flory y veo que tu apellido también es González. Sería una tremenda sorpresa que fueséis la misma persona.

      Salud


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


marzo 2011
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 427 seguidores

Estadísticas

  • 235,474 visitas

A %d blogueros les gusta esto: