Tucumán, la lucha por la dignidad (3 y 4 de octubre de 2013)

Al norte de la ciudad de San Miguel de Tucumán se extiende, en medio de la dura sequedad, la planicie verde, prometedora y abundante de cultivos. Crece la caña de azúcar por doquier. Las extensiones cultivadas de limoneros se pierden en el horizonte hasta la sierra. Se siembran patatas, se cultivan arándanos y las frutillas o fresas se producen en cantidades casi increíbles. A la salida de la ciudad se ubican las industrias cerveceras y de bebidas gaseosas. Hay riqueza. El paisaje es bello y amable. Cerca, una estancia jesuítica precariamente mantenida inspira respeto en la nobleza de los muros del claustro que se mantienen en pie en torno al viejo aljibe y en el aire de su iglesia. Luego se iniciará el ascenso a las cumbres en curvas y contracurvas por las montañas boscosas, de intensa vegetación. Una ascensión jalonada de especies autóctonas y bellos y sugerentes colores apuntando a la primavera.

Pero atrás queda la ciudad de Tucumán, y muy próximo a su corazón comercial, su centro de catedral, iglesias, estancias y museos, se extiende la otra realidad de la ciudad, de la provincia y de gran parte de esta inmensa Argentina. Es la pobreza. Es el hambre. Y es la lucha heroica y sin cuartel de los protagonistas involuntarios de su suerte la que se convierte en grito de denuncia y de esperanza.

Los barrios que abrazan la ciudad lo hacen con sus brazos de suburbio. Es el mismo destino de los barrios periféricos de otras muchas grandes ciudades del mundo al que fueron condenados por un sistema económico y social que provoca semejantes injusticias. Detrás de todo ello la larga sombra de la corrupción. Cada peso robado es un tiro de hambre y de miseria que debe recaer sobre la conciencia de los responsables.

Visitar los hogares atendidos por la organización Crecer Juntos, encontrar la mirada de los niños, el esfuerzo y dedicación, la seriedad y el compromiso de las madres y padres de estos niños peleando para paliar el hambre, promover la educación y la cultura, es entrar en otro mundo que parece imposible, tocar la solidaridad, volver a imaginar y creer que es posible transformar la realidad.

Podría extenderme en palabras sobre el valor de la acción de los protagonistas de Crecer Juntos, pero me temo quedar corto y no quiero caer en tópicos fáciles y moralistas sobre el verdadero sentido de la revolución en nuestro mundo desnortado. Tampoco quiero silenciar que necesitan ayuda para que su lucha prospere, y creo que si ellos logran emanciparse, todos saldremos ganando con su ejemplo y recuperaremos la dignidad perdida, una dignidad a la que nunca renunciaron en los barrios de Tucumán. Dicho de otro modo, o nos salvamos con Tucumán y todos los tucumanes del mundo, o pereceremos inexorablemente con ellos. No hay alternativa.

Julio Glez. Alonso

............................................


10 Responses to “04-(Argentina)Tucumán, la lucha por la dignidad”


  1. 1 MARIJE IDIGORAS
    octubre 13, 2013 en 19:01

    No será fácil olvidar esos paisajes que Yupanqui inmortalizó en sus versos y ahora recordados por tu pluma.
    Animo a “Crecer Juntos” y “Madres Cuidadoras” que día a día intentan sacar adelante a niños y jóvenes.
    Un fuerte abrazo , seguir disfrutando y no nos dejes de escribir…………

  2. 3 ITZIAR GOROSTIZA
    octubre 13, 2013 en 19:43

    Queridos amigos: Sentir con vosotros que la pobreza duele y duele profundamente es revolucionario, a veces es revolución individual y comprometida pero casi siempre toma caminos con otros “Crecer Juntos”, “Madres Cuidadoras” “La Salle” “Fé y Alegría”… y tantos otros y otras que se implican entre el fango de la miseria contruyendo algo más humano y mejor. Seguro que con todo ello vuestro corazón se amplia. MUCHOS BESOS Y DISFRUTAD MUCHO MUCHO.

  3. 5 ITZIAR GOROSTIZA
    octubre 13, 2013 en 19:53

    Agurtzane, !qué gusto verte anunciando la Navidad! estais guapísimos! ¿Habéis pasado por Jujuy? he echado en falta algún comentario sobre el retoño del árbol de Gernika plantado en su plaza central y tantas otras cosas de S. Salvador de Jujuy.

    • octubre 19, 2013 en 20:41

      Itziar, te contesto en nombre de Agurtzane y mío, hoy desde la ciudad chilena de S.Pedro de Atacama. No pasamos por Jujuy. En breve espero tener tiempo para poner al día las experiencias de este periplo que ya ha pasado los Andes por Oyuni (Bolivia) y se adentra en tierras chilenas. Abrazos y gracias, Itziar.
      Salud.

  4. diciembre 13, 2013 en 16:29

    Queridos Julio y Charo, gracias por el momento compartido, y por la solidaridad transformada en abrazo tierno, que tanta fuerza da al compromiso cotidiano. Los niños, las niñas, adolescentes, jóvenes y adultos que hacemos del desafío de crecer juntos nuestro proyecto de vida le agradecemos su cercanía. Ya saben que en este rinconcito del mundo tienen una mesa esperándolos, cuando quieran, para compartir el pan y la vida. Un saludo fraterno. Crecer Juntos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 374 seguidores

Estadísticas

  • 230,397 visitas

A %d blogueros les gusta esto: