08
Sep
10

Ubi est, tempus, victoria tua Qo; o cuando enseñar implica aprender y educar significa amor

Fiesta en la clase de 4º (2010)Teatralización de la despedida (2010)Testigo de la alegría (2008)

Anuncios

8 Responses to “Ubi est, tempus, victoria tua Qo; o cuando enseñar implica aprender y educar significa amor”


  1. 1 Mikel Calzada
    septiembre 8, 2010 en 23:32

    Querido Julio,

    ¡Qué razón tienes y cuanto amor tenemos que dar en esto de la enseñanza!
    A los que todavía nos queda la mitad de nuestra vida laboral para dedicarnos a la enseñanza, nos queda ese gran consuelo de que recibiremos y daremos todo el cariño que nos quepa en el corazón. Espero llegar a mi jubilación con esas ganas de aprender que me demostraste en nuestro “exilio” euskaldun!
    Un fuerte abrazo y te seguiré en el blog, por cierto, con fenomenales escritos!
    Mikel

  2. septiembre 9, 2010 en 17:18

    Amigo Mikel:

    Siempre es un motivo de alegría el reencuentro después de algunos años de andar atareados con las cosas de la vida: trabajo, hijos, el euskera… Me alegra recordar el tiempo que compartimos junto a otros compañeros y compañeras intentando aprender y ser felices aprendiendo y me alegra que hayas llegado hasta esta bitácora justo en el momento en el que el tema se centra en nuestra labor profesional; algunos, dando el relevo a otros más jóvenes y con ganas de demostrar que las cosas pueden hacerse mejor, otros que continuais con renovado entusiasmo; todos, todos, merecedores del reconocimiento y la admiración que -a menudo- la sociedad regatea, escatima o ignora. Me encantará recibirte en este espacio cuando lo creas oportuno y tengas tiempo; tu jovialidad y naturaleza espontánea siempre me llamaron la atención con sumo agrado. Con un abrazo, compañero.
    Salud.

  3. 3 Eloy J.
    septiembre 12, 2010 en 17:34

    Amigo Julio, aún recuerdo el reciente encuentro con mucho cariño.
    Ya te dije que seguía tu blog, aunque no siempre te ponga una nota.
    En este caso si que lo hago porque coincido totalmente contigo: la enseñanza
    es una especie de instrucción que nos hace sabios o casi sabios, pero la educación,
    como bien dices, significa amor y eso es lo que nos hace personas.
    Mi reconocimiento a todos los educadores.
    Un abrazo fuerte

    • septiembre 14, 2010 en 12:07

      Yo también conservo todavía fresco el recuerdo del pasado 21 de agosto, día en todo entrañable. En el foro Comarca de Gordón voy dejando poco a poco las impresiones de aquel día en forma de Memorias. Y sé que no solamente lees en Lucernarios, sino que también haces tu labor de propaganda entre tus amistades. Me honra, lo sabes, contar con tus lecturas y me alegra tu comentario en el que muy sabiamente subrayas el valor de la educación que nos hace personas a través del amor, en lo que significa de comprensión del otro, de ayuda, de ánimo, de acompañarlo en su crecimiento personal, de valoración y estima. Está bien tratar de ser lo más sabios posible, dominar técnicas y saber disponer de los recursos para desarrollar cualquier trabajo de provecho para nuestra sociedad; pero ser persona es lo fundamental para hacer un mundo feliz. ¡Qué bien lo has resumido, amigo Eloy! Con un abrazo.
      Salud

  4. septiembre 14, 2010 en 19:06

    Entrañable tu entrada de hoy, Julio; como educadora te digo que entrañable.
    Amor, educación, personas….por qué no se trabajará más en estos conceptos, y menos en otras barrabasadas que nada tienen que ver con la educación.
    Yo hace bien poquito, hacía una entrada en homenaje a mis alumnas,¡¡ con amor, con mucho amor!!

    Te dejo un abrazote decisivo y chapó por esta entrada y por tu labor.

    • septiembre 16, 2010 en 19:27

      Gracias, Sara. Tu abrazote decisivo me ha conmovido. La felicitación os la hago yo a ti y a cuantas personas os dedicáis con entrega, generosidad y mucho amor a la tarea de acompañar a los niños en su crecimiento personal, tanto emocional y afectivo como intelectual. Vaya con mi felicitación todos los ánimos que imaginar cabe en el convencimiento de lo imprescindible de vuestra labor. Con un abrazo.
      Salud.

  5. 7 Pilar Morte
    septiembre 20, 2010 en 00:58

    Amigo Julio: He pasado por tu bitácora Lucernarios y me ha encantado. Primero la frase, es cierto que para educar hace falta amor, bien lo sabemos los que hemos seguido ese camino; después las fotos que me trajeron tantos recuerdos, y finalmente todo el contenido que rezuma saber y un camino hacia la cultura. Volveré
    Te felicito
    Abrazos
    Pilar

    • septiembre 21, 2010 en 16:39

      Amiga Pilar:
      Es obligado el agradecimiento a una compañera de profesión y que coincidimos, además, en aficiones como ésta de escribir. Tu comentario me da, ya sabes, ánimos para conquistar la rutina de la nueva situación. Por ello, estando en septiembre, he querido comenzar el curso dedicando unas palabras a los niños y a la labor que representó tanto tiempo, ilusión y ganas de hacer cosas para mí, sin olvidar a cuantas personas me acompañaron y acompañé en este recorrido, que me enseñaron y fueron pacientes conmigo.
      Salud.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


septiembre 2010
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 428 seguidores

Estadísticas

  • 235,583 visitas

A %d blogueros les gusta esto: