14
Ago
14

Costas de Europa

.

Costas de Europa

Hablarán las olas cuando
las costas de Europa suban hasta Berlín,
inunden los tulipanes de amarga agua salada
y dirán lo inevitable,
piel de África, ojos abiertos a la desesperación,
miedo y hambre sobre barcazas traídas por la noche,
largo insomnio de esperanzas truncadas
y profundo el batir de los viejos tambores.

Pasarán nuestras mesetas y montañas, cruzarán
cordilleras de verde y nieve con su sol a cuestas.
Miradlos venir con su juventud y anhelo
y lo que les queda de vida, a nuestras costas.

Haced que repiquen las campanas, abrid
las puertas de vuestras casas y ventanas, que se sepa
que han llegado, que han venido a sacudir nuestros sueños
con sus sueños febriles; batid, batid las alas
de palabras,
estribos de un mundo mejor que espera
mientras las olas avanzan y avanzan sobre sus piernas
y rodeando Berlín
de brazos alzados, llaman a la justicia del mundo. Ayudadles
a llegar del mar;
no olvidéis sus nombres, soplos de amapolas
y apelmazada geografía de otro continente
que hiere el sur;
apresuráos; apresurad vuestro abrazo sin dejarlos caer
y tocar el suelo de rodillas. Ellos
vienen a salvaros de ser ola que estrelle su amargura
a las puertas de Berlín.

Todo esto os digo por que no ignoréis lo sucedido antes,
lo que está sucediendo
ni lo que va a suceder.

Julio G. Alonso

..

El poema está escrito hace ya algún tiempo y publicado en los VIII Premios Solidarios ONCE de Euskadi en San Sebastián el 25 de abril de 2012. La tragedia continúa y a nuestro país, viviendo la precariedad del trabajo y los recortes de servicios públicos en educación, sanidad y ayudas sociales  en medio de la crisis económica, sigue llegando la desesperación del hambre, la huida de la guerra y la miseria. Las soluciones a todo este despropósito de injusticias no puede venir de la mano de quienes lo causaron, pero no se atisban cambios significativos que desbanquen del poder a los corruptos y los poderes económicos y financieros de este sistema capitalista del llamado mundo desarrollado. Los errores del comunismo no pudieron superarse con “más comunismo”; los del capitalismo, no podrán superarse con “más capitalismo”. Esta es la situación.

Radio Eibar, cadena SER.- Este poema es leído por Maite Lorenzo a lo largo de la entrevista, a partir del minuto 14:10

 Costas de Europa, en la voz de Maite Lorenzo

Anuncios

20 Responses to “Costas de Europa”


  1. agosto 14, 2014 en 15:32

    potente poema Julio
    sea la razón que sea
    todos somos inmigrantes en este planeta
    todos aunque nos disfracemos de sedentarios
    el mismo planeta se traslada y nos mueve

    abrazos

    • agosto 14, 2014 en 17:11

      No sabes bien cuánta razón te asiste, Elisa. Lo mejor para darse cuenta de ello es viajar y curarse así la ceguera que a tantos afecta de no ver más allá de su ombligo y creerse el centro del universo. Leer y viajar, el mejor antídoto contra la intolerancia y el mejor modo de adquirir la comprensión de que el mundo no nos pertenece, que sólo somos usuarios del mismo… por corto tiempo. Abrazos hasta el magnífico e impresionante Chile desde España.
      Salud.

  2. agosto 14, 2014 en 23:02

    Un buen poema, Julio. Es injusto, muy injusto lo que está pasando y sí, si seguimos así, lo que va a suceder… Tal y como bien terminas el poema y todo esto tiene que recaer sobre unos políticos apáticos, indiferentes
    ante el problema social. He sido inmigrante, todos tendríamos que vivir fuera para que nos dieran ese carnet de identidad. Todos tendríamos que saber volar como los pájaros para no tener fronteras… Un abrazo.

    • agosto 15, 2014 en 20:27

      Lo lamentable es tener que escribir cosas como estas. Parece que socialmente avanzamos en la sensibilidad contra la violencia, la exclusión y la intolerancia, pero que paradójicamente nos empeñamos en demostrar lo contrario mediante guerras, distribución injusta de la riqueza, la permisividad ante los abusos de los capitalistas, dejar que se acumulen grandes fortunas en pocas manos con más dinero que todo el PIB (Producto Interior Bruto) de muchos países. Parece cosa de locos, y es de humanos. Pero estamos desorientados, esto no tiene sentido.
      Gracias por tu cercanía, Julie. Con un abrazo y salud.

  3. agosto 16, 2014 en 12:44

    Magnífico tu poema, Julio. Y necesario.

    “que se sepa que han venido a sacudir vuestros sueños con sus sueños febriles…. Llaman a la justicia del mundo… ayudadles, apresurad vuestros abrazos, sin dejarlos caer y tocar el suelo de rodillas… ”

    Y sobre todo ” ellos vienen a salvaros”…

    Sí, salvaros de pasar a la historia como inhumanos insensibles …

    Abrazo enorme.

    • agosto 16, 2014 en 16:49

      Es lo que pienso, Soco. Me preocupa que sea necesario escribir cosas así, porque sería mucho mejor que estas personas no tuvieran que huir del hambre, la guerra y la desesperación. O que llegaran a Europa para hacer turismo… No sé, pero tengo en la mente a aquellos españoles que tuvieron que salir de España después de la guerra civil del 36 y que llegaron a países americanos y que, en general, fueron bien acogidos, por poner sólo un ejemplo próximo. Estas personas no son responsables de los errores de los dirigentes de su país ni de la ambición de los países que se hicieron con sus riquezas. Ellos somos nosotros mismos, estemos a la orilla del mar que estemos.
      Gracias por subrayar las partes del poema que te parecen más significativas. Con un abrazo.
      Salud.

  4. 7 FLORY
    agosto 19, 2014 en 00:39

    Primo julio :

    Con qué claridad nos presentas este magnífico poema .

    Necesitamos muchas palomitas mensajeras volando por el mundo entero con la verdad en su pico .

    Siempre merece la pena la visita a tus trabajos; eres como un árbol grande y sabio con tantas historias como hojas. Mis felicitaciones.

    Con un abrazo.

    • agosto 19, 2014 en 16:17

      Pues con mis gracias, Flory, vaya este abrazo. Ojalá no fuera necesario tener que escribir cosas como este poema, ¿no te parece?

      Eres muy generosa, digo yo que será cosa de familia, con las apreciaciones que haces en tu comentario. Otra vez gracias y otra vez otro abrazo veraniego.
      Salud.

  5. agosto 19, 2014 en 21:05

    Querido Julio:
    ¡Enorme tu trabajo!
    No me siento preparado para calificar tu obra, sin embargo, la percibo como poesía de denuncia social, pero también de profundo sentido de responsabilidad de hombre contemporáneo, preocupado, consciente, íntegro.
    Bordas tu filigrana poética con respeto, esmero, pureza, convicción, que nos haces sumar a la causa, al entendimiento, a la compenetración de comprender que nuestra calma tardecina está viéndose sacudida por el hombre desplazado, por el que pierde su hogar, su tierra, su identidad por sobre la faz de la tierra.
    Me haces sentir felizmente responsable de participar como lector, pero sobre todo, como promotor de causas vigentes, auténticas… y profundamente humanas.
    Un abrazo:
    Arturo

    • agosto 21, 2014 en 10:02

      Amigo Arturo:

      Resulta reconfortante tu visita, pues siempre llegas cargado de entusiasmo y amistad poniendo con la calidad de tu comentario lo que aquí voy dejando publicado a una altura envidiable para cualquier autor; yo sé que todo ello se debe a tu sensibilidad como escritor y me gusta coincidir contigo en planteamientos y visiones del mundo y sus problemas tal y como coincidimos. La responsabilidad a la que haces alusión deberá ser una exigencia de todos, porque las soluciones requeridas no se pondrán en marcha sin el concurso de todos. Gracias por todo.
      Con un abrazo hasta el inmenso México.
      Salud.

  6. 11 Eradio Gonzálvarez de Argayo
    agosto 22, 2014 en 20:02

    Impresionante, patético y vigente. Enhorabuena. Es crudo como la cruda realidad. Yo creo que si los políticos te leyesen a tí y otros poetas…… solventarían problemas antes de ocurrir. Un abrazo, poeta. Eradio

    • agosto 25, 2014 en 16:09

      Un abrazo solidario, Eradio. ¡Qué lástima tener que escribir cosas como estas! Pero si no somos ciegos ni sordos, aunque a veces lo parezcamos, no podemos mirar para otro lado ni dejar de escuchar este clamor. Otro abrazo.
      Salud.

      • 13 Eradio Gonzálvarez de Argayo
        agosto 26, 2014 en 10:28

        Cierto, Julio, los poetas no somos sordos ni ciegos…..miramos para todos los lados y olemos olores y creamos colores inexistentes tal vez para la mayoría, pero que nosotros vemos y catamos….y así como escribimos al amor, a la generosidad, a la amistad…..”¡Qué lástima tener que escribir cosas como estas!”
        Solidario abrazo con tu poema y a tí.

      • agosto 27, 2014 en 18:09

        Eso pienso yo, Eradio, que es una pena tener que escribir cosas como éstas. Parece que a la altura de siglo en que nos encontramos, bien entrado el XXI, tendrían que estar superados problemas como los del hambre y las guerras. No es así. La realidad es tozuda y nos exige mayor esfuerzo y decisión.
        Gracias por tu abrazo solidario. Salud.

  7. agosto 25, 2014 en 23:43

    … ay, Julio, buen poeta y amigo, es que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma deberá ir a la montaña; siempre he creído que Europa (y otros) deberían haber bajado en pie de igualdad a negociar y compartir con África y no se ha hecho, obviamente, obviamente; aquel 0,7% lavaba la conciencia o la ocultaba, sólo, solamente; el Norte se debe al Sur, es como si nuestros ojos no mirasen nuestros pies, y dependemos tanto y tanto de ellos…; muy lindo poema, amigo, muy lindo; saludos; Orión

    • agosto 27, 2014 en 18:14

      Es una de las grandes asignaturas pendientes de la humanidad; el hambre y la guerra tienen que ocupar solamente un lugar en la amarga memoria de la historia. Pero se hace pesado el pasar esta página.
      Con un abrazo. Salud.

  8. septiembre 4, 2014 en 14:27

    Ya ves, con las cigüeñas que vienen del mismo sitio, del sahel del hambre, aquí en La Rioja hay un presupuesto millonario para acondicionarles los nidos de los tejados. Naturalmente vienen sin papeles. La poesía para mí es como una herramienta que sirve para algo, coma ésta tuya que va atornillando la placidez.

    • septiembre 11, 2014 en 12:11

      Tienes razón, todo nos indica que estamos demasiadas veces errando los disparos. Tal vez las cigüeñas sirvan para recordarnos que el mundo no tiene fronteras para la vida. Hay otros nidos que construir y otras ilusiones que compartir; pero, sobre todo, deberíamos saber hacer algo para que las personas eljan su destino libremente, no empujadas por el miedo, el hambre y la guerra…
      Siempre un placer.
      Salud.

  9. 19 ITZIAR GOROSTIZA
    mayo 19, 2017 en 12:14

    De nuevo vibrando de emoción con este poema. Pido tu permiso para recitar una parte de él como introducción a dos canciones Banaha e Ipharadisi, el día 16 de Junio viernes en el concierto de ZUENTZAT al que por supuesto, estás invitado. ¿Dónde? en la escuela de música de Sestao a las 7,30h

    • mayo 19, 2017 en 12:21

      Tienes todos los permisos y agradecimientos, Itziar, para poner voz al poema “Costas de Europa” en el concierto de “Zuentzat” al que, por supuesto, iré encantado para disfrutar de vuestro repertorio y buen hacer. Un abrazo. ¡Nos vemos en Sestao! Salud.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


agosto 2014
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 340 seguidores

Estadísticas

  • 227,330 visitas

A %d blogueros les gusta esto: