16
Sep
15

Catedral

.

Catedral

Lenta ojiva hacia atrás en el tiempo
de tu punta hincada
en un cielo
sin dioses;
mentira silenciosa piedra a piedra,
hermosa
y geométrica
pincelada de luz estirada en los colores
de los delgados muros,

te miro en la sonrisa helada de tus inviernos largos
con las sombras heridas
multiplicándose interminables en tus alrededores

calles
sin transeúntes,
sin oraciones.

Te conservas allí, testigo ajeno de los años
y los dueños
de la palabra y las vidas hermanadas en los miedos
de la miseria.

Te conservas
con tu piel fría curtida por los vientos
y las aguas del norte.

Te conservas
con los dedos de tus agujas y la memoria
de lo inflexible.

Te condenamos
a tu estar siempre allí con tu verdad de roca
trabajada
con manos cerradas sobre el martillo.

Te condeno
a ser punto admirable, lugar a donde nunca
volverá nuestra historia.

Y así lo celebramos cuando el pueblo construye,
la mano en la herramienta,
para el pueblo su historia sin dioses sobre ojivas

y tú allí,

te decimos,
nos recuerdas la fuerza
de nuestra humana arcilla
y la decisión
inequívoca
de alcanzar la libertad que apuntan hacia el cielo
tus piedras afiladas.

González Alonso

El poema Catedral fue publicado en la Antología de Poemas Alaire (2009)

Anuncios

10 Responses to “Catedral”


  1. septiembre 16, 2015 en 12:11

    Otras más altas mentiras
    como destinos, altos,
    sucumben bajo el engreimiento del tiempo
    .del de las piedras.
    bendita catedral!!

  2. septiembre 16, 2015 en 12:38

    Un gótico placer ante una poesía divina… Me encantó, Julio.

  3. septiembre 16, 2015 en 12:39

    Sobrecogedor e impresionante poema. Me dejas sin palabras ante el mismo. Chapeau!!!

    • septiembre 16, 2015 en 13:21

      Una visión del arte gótico desde la perspectiva de la mano obrera que levantó las catedrales, como ésta hermosísima de León. Te agradezco las palabras aquí dejadas, amigo Quirico. Con un abrazo.
      Salud.

  4. 7 Margarita
    septiembre 18, 2015 en 12:37

    La catedral de León es una de las más bonitas que jamás he visto, y he visto unas cuantas. Tu poema hace honor de ello. Un abrazo.

  5. septiembre 19, 2015 en 13:46

    Hace muchos años visité esa catedral . Recuerdo que me sentí invadida por multitud de emociones, algunas contradictorias entre si. Tu poema me recordó algunas, creo que coincidentes.

    Felicitaciones, poeta, un poema grande.

    • septiembre 20, 2015 en 11:12

      Gracias, Soco. La catedral leonesa me resulta familiar desde jovencito, viendo transformarse la plaza que la rodea, con coches, sin coches, con jardines y sin ellos, con eternas restauraciones de sus piedras calizas traídas de las canteras de Boñar, al sol del verano y los rigores de los inviernos… Es una rara joya, exquisita, de la que los leoneses se sienten orgullosos.
      Salud.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


septiembre 2015
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 415 seguidores

Estadísticas

  • 234,049 visitas

A %d blogueros les gusta esto: