21
Nov
18

La ceniza

Guerra e invierno en Siria

La ceniza

Fue un invierno largo de paraguas secos
y días nublados; un sinvivir de noticias sobre los gobiernos
de las naciones. Fue, lo recuerdo, imágenes de olas
con sus muertos en las arenas de las playas
y un eco sordo de millones de pisadas hacia algún lugar
lejos de la guerra. Damasco
ardía.

Delante de toda la angustia los gladiolos florecieron en enero
como la sonrisa triste de una primavera
llegada a destiempo. Incendiadas las ciudades
de Oriente
Europa se poblaba de penas, el vestido
de la tragedia
que les queda
a los refugiados.

Fue un invierno de fuegos en los montes
y viento sur, de políticos conspirando para trazar
nuevas fronteras; invierno de preguntarse qué pasa
y por qué pasa; de bofetadas de hambre
y miedo en los huesos y el peso de la historia
escribiendo páginas repetidas.

¡Qué hacer! Fue un invierno
que dejó su frío desesperado en los corazones
como deja la muerte
su beso en los ojos de los que huyen, y sin mirar atrás
entregan su aliento al horizonte de la esperanza,
esa  ave que vuela confundida
el azul interminable, infinito
de distancias.

Las urnas de los votos son urnas funerarias
en las que caben los sueños
y  las cenizas de las promesas.

                     González Alonso

Guerra de Siria

Anuncios

25 Responses to “La ceniza”


  1. noviembre 22, 2018 en 08:35

    Muy a mi pesar tengo que decir que tu poema me ha gustado; me ha estremecido, su claridad en la descripción de lo que cada día se mueve en el mundo (digo de lo que se mueve, porque los propósitos se quedan en los salones intentando perpetuarse en el poder). A veces pienso que la culpa es de la “exhuberante” información que nos asfixia y nos deja paralizados en la zona de confort.

    Le gusta a 3 personas

    • noviembre 22, 2018 en 13:08

      Yo sé, Maria Jesús, que a nadie le agrada leer poemas de este tipo y que nadie se complace escribiéndolos. Tal vez no pasen de testimoniales, incómodos, incluso panfletarios; pero es lo que responde a una manera de mirar las cosas que no me gustan de un mundo que podía y debía ser mucho mejor de lo que es contando con los recursos tecnológicos y de desarrollo que tenemos. El reparto de la riqueza y la manera de defender ese reparto está detrás de muchos fanatismos religiosos y políticos que se expresan mediante la violencia, el terror y la guerra. Lo que apuntas a la “información” es bastante acertado. Con un abrazo.
      Salud.

      Le gusta a 2 personas

  2. noviembre 22, 2018 en 09:14

    Yo también me pregunto por qué pasa y por qué sigue pasando mientras los responsables se sonríen, se visitan, se dan la palmadita en el hombro y nos engañan… Es un gran poema, amigo. Mi abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  3. noviembre 22, 2018 en 18:10

    Y es un invierno que continúa, aunque en el hemisferio austral está acercándose la estación veraniega… Pero a tenor de los últimos acontecimientos en países vecinos, no vislumbro demasiada luz en los días que vienen.
    Has trazado una notable composición poética acerca de estos tiempos turbulentos. Esperemos que pasen, como todo.
    Un abrazo, Julio.

    Le gusta a 1 persona

    • noviembre 22, 2018 en 21:54

      Desafortunadamente tienes razón; cuanto está ocurriendo en América no deja de ser una expresión más, en otro continente, del mismo problema padecido en Asia, Europa o África. Todo invita al pesimismo y el desánimo. Los tiempos turbulentos se han recrudecido y la paz y la calma han de exigir mucho esfuerzo por parte de todos, mucho compromiso para afrontar los cambios necesarios que acaben con la injusta repartición de la riqueza y la violencia que, en su máxima expresión, es la guerra. Un abrazo grande hasta el hemisferio austral.

      Salud.

      Le gusta a 1 persona

  4. noviembre 22, 2018 en 22:20

    El mundo se está llenando de refugiados.
    ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  5. 9 magdalena
    noviembre 24, 2018 en 17:50

    Al mirar a mi alrededor , amigo Julio, me avergüenzan mis anteriores aprensiones, lo nuestro es un granito de arena comparándolo con los sufrimientos de tanta gente. Esta vida que podría ser un oasis es un desierto ético.
    ¿Por qué desaprendemos la ternura a medida que crecemos? La concupiscencia es mala consejera.
    Un placer leerte, Julio. Como siempre.
    Besiños palmeiráns.

    Le gusta a 1 persona

    • noviembre 24, 2018 en 19:00

      Comparto tu opinión sobre los sufrimientos de una gran parte de la humanidad y, por supuesto, que podríamos alcanzar a vivir en un mundo mejor y más justo; la concupiscencia, en la parte del deseo de los bienes terrenales -según la moral católica- no ayuda a ello. Y a medida que crecemos, menos. Mi abrazo.
      Salud.

      Me gusta

  6. noviembre 24, 2018 en 23:15

    Parece que los recursos tecnológicos sólo se utilizan para mostrarnos, con una finalidad morbosa, la cruda realidad. Pero por ningún lado se intenta hacer algún aporte encaminado a frenar el desatino que golpea a la humanidad: son muchos los intereses en juego y muy cómodas las posturas de los gobernantes atrincherados en sus lujosas mansiones.
    También tengo el convencimiento de que tanta información desinforma y oculta lo esencial.
    El vocablo “compromiso” siempre me causó mucho respeto.
    Una reseña sobre la guerra, la transformas en poesía. Lo tuyo es un prodigio. ¡Ojalá sirva de algo!.
    Un abrazo y salud.

    Le gusta a 1 persona

    • noviembre 25, 2018 en 12:54

      Las sospechas y precauciones sobre las informaciones que nos llegan, cada vez más y cada vez más dirigidas por intereses espurios que se nos escapan, parece ser que empiezan a ser generales. Leer en un mundo donde las noticias resultan ser un caudal de río desbordado de aguas turbulentas, no ayuda a discriminar qué parte de verdad y de mentira hay en todo ello. Lo tremendamente sangrante y claro es que la guerra y el hambre arrasan países enteros; lo preocupante es no saber qué hacer como ciudadanos que tenemos que bregar, también, con nuestras pequeñas miserias, recortes, estafas de políticos, chanchullos empresariales y un sistema financiero que no sabemos cómo funciona, pero sí cómo nos perjudica. La verdad es que permanecemos atónitos ante todo ello y hasta las voces que se alzan, aparentemente para luchar contra esta situación, nos infunden desconfianza. ¿Qué o quiénes puede que estén detrás de ellas? No es la primera vez, ni la segunda, que descubrimos o nos quieren hacer ver muchas miserias tras organizaciones que recaudan fondos para actuar contra la la pobreza, el hambre… Aun así, no podemos ignorar lo que está sucediendo tan cerca de nosotros y en nuestras costas y fronteras europeas, y que dolorosamente se repite en costas y fronteras americanas. Una actitud de denuncia puede ayudar. Recuerdo la situación axfisiante en el País Vasco y en toda España con el terrorismo nacionalista y cómo la valentía de la acción ciudadana ante los asesinatos fue calando frente al miedo. Parecía un problema irresoluble. ¿Por qué no imaginar que también se puede en estos casos de guerra y migraciones forzosas? Y si la poesía, la literatura, el arte, pueden servir de algo, pues mejor. Con mi abrazo. Salud.

      Me gusta

  7. noviembre 28, 2018 en 10:01

    Considero que manifestar amor al prójimo mediante la poesía es imprescindible, como también lo es manifestar las injusticias, la denuncia. Es un gran privilegio del poeta.
    Mi enhorabuena por estos versos y gracias por compartirlos.
    Un gran abrazo, Julio.

    Le gusta a 2 personas

  8. noviembre 28, 2018 en 17:19

    Bello texto poético, desgraciadamente necesario, por lo menos para detenernos a pensar en lo absurdo de asistir impasibles, a un mundo cada vez mas desmoralizado, injusto y cruel ….

    Abrazo cómplice, Julio

    Le gusta a 1 persona

  9. noviembre 30, 2018 en 14:42

    Estos son los poemas más difíciles de escribir. Pero tú, poeta, sales indemne con un poema sincero y doloroso a morir. Porque querríamos escribir de amor, de bondades, de esperanza. Pero esta es la realidad y hay que gritarla.
    Eres un artista de la palabra, Julio.

    Le gusta a 1 persona

  10. diciembre 2, 2018 en 00:31

    A todos los que leéis este blog -con el permiso de Julio, al que sólo conozco a través de sus poemas- os propongo que, en los próximos Reyes, regalemos poesía en la que se reflejen todas estas injusticias. Puede que mueva conciencias.
    Un abrazo y salud.

    Le gusta a 1 persona

  11. diciembre 2, 2018 en 00:58

    Lo peor es la desconfianza que generan las instituciones. Muchas veces ni siquiera te puedes fiar de las no gubernamentales. Pero no encuentro mejor manera de canalizar las ayudas para que lleguen a quien más las necesita.
    Hace algunos años, viajando en tren hacia Galicia, me enteré de que la ONG en la que tenía apadrinado a un niño desde hacía más de diez años, se dedicaba a desviar dinero hacia negocios particulares de los organizadores que nada tenían que ver con la causa para la que había sido creada la ONG. Por supuesto, me di de baja. Supongo que habré acertado con el cambio.
    Admiro esa fe que tienes en que las cosas pueden mejorar, si nos empeñamos. Yo también soy de las que ven el vaso medio lleno.
    .
    Abrazos y salud.

    Le gusta a 1 persona

    • diciembre 2, 2018 en 22:38

      Amiga Carmen, los desalmados nos pueden engañar una vez, incluso dos o tres… pero no acabarán con nuestra decisión, pagarán socialmente con el desprecio de la gente por sus acciones y seguiremos adelante. Caer y volver a levantarse es el camino. A lo que cuentas de esa no ONG me refería. Seguimos con el vaso medio lleno… Con mi abrazo. Salud.

      Me gusta

  12. diciembre 6, 2018 en 12:09

    Es un invierno que parece se hará eterno. Y como con el cambio climático, los que pueden hacer algo al respecto parecen mirar hacia otra dirección. ¡Lamentable! 😐
    ¡Muy buen poema Julio!
    Saluditos.

    Le gusta a 1 persona


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Traductor / Translator

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 570 seguidores

Estadísticas

  • 260.058 visitas

Comunidad de lecturas

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: