24
Sep
11

Barcelona

.

Pablo Picasso.- Mujer con sombrero
.

Multitud.
Multitudes.

Y tantos viejos borrachos
en los bancos.

Multitud.
Multitudes.

Y policías con pistolas
acechando.

Multitud
de agujeros vomitando
multitud de enfermos
al asfalto
y multitud de ruidos,
multitudes
de pequeños niños sonrosados.

¿Qué harás cuando seas grande?

– Me haré un vestido de humos
y un anillo de guijarros
del Parque Güell
y un sombrero
del Museo de Picasso.

Me pondré un collar de luces
de las calles de los barrios
y un gran broche con las fuentes
de Montjüic
y haré un gran ramo
de las flores de las Ramblas…

cuando sea grande y grande
de borrachos,
policías
ruidos
y enfermos
y barcos

en las aguas verdinegras
de los muelles de mis años.

Julio G. Alonso

.

 

Anuncios

12 Responses to “Barcelona”


  1. 1 daniela
    septiembre 25, 2011 en 21:15

    Hola Julio, yo por otros motivos también ando enredada con Picasso y sus mujeres. Me ha gustado la coincidencia jaja pero no he tenido que ir a Barcelona sino a Taberna Mayor para ver una preciosa exposición que te recomiendo encarecidamente.
    ¡Vivan las coincidencias! saludos

    daniela

  2. 3 Santiago Fernández
    septiembre 25, 2011 en 22:38

    Querido amigo Julio.
    En primer lugar te felicito por tu nueva entrega. Un poema triste pero muy evocador.
    No sé porqué pero me ha recordado el poema de García Lorca, NEW YORK (OFICINA Y DENUNCIA), que como sabes empieza

    Debajo de las multiplicaciones
    hay una gota de sangre de pato.
    Debajo de las divisiones
    hay una gota de sangre de marinero.
    …………………
    Todos los días se matan en New York
    cuatro millones de patos,
    cinco millones de cerdos,
    dos mil palomas para el gusto de los agonizantes,
    un millón de vacas,
    un millón de corderos
    y dos millones de gallos
    que dejan los cielos hechos añicos.
    ……..

    Esa Barcelona que tú dibujas tiene una bifaz. Una cara es bella, con tus descripciones “picasinas” , “gaudistas” , “modernistas” “ populares”… la otra es triste maquillada de enfermos, policías, borrachos, ruidos…La primera sugiere una urbe calidoscópicamente cultural, con grandes personajes y fabulosas creaciones que trascienden el tiempo y el espacio; mientras que la segunda nos sumerge en el ambiente que Lorca describe en su poema.

    Algunas estrofas están muy conseguidas, especialmente la que comienza: Me haré un vestido de humos ( qué bella metáfora)
    Amigo Julio, poco más tengo que decirte, únicamente animarte a seguir escribiendo y escribiendo; pues, como ves, habrá esperando lectores y lectoras detrás del espejo.
    Un abrazo
    Santi

    • septiembre 27, 2011 en 23:14

      Me dejas atónito y conmovido, Santiago, poniendo estos versos sencillos al lado de los de García Lorca. No puedo aspirar a tanto, ¡más quisiera!, pero lo que sí resulta estimulante es palpar la ciudad, recorrer sus calles que, ya en mi memoria, se hacen fotos fijas, pero vivas, de otra época. Las dos caras de Barcelona, como bien señalas, están desde Pedralbes, en Les Corts, a La Barceloneta o el Rabal; desde el Barrio Gótico al Ensanche y la Sagrada Familia o desde Nou Barris al Poble Sec. Toda la ciudad está hecha de contrastes bien zurcidos, o lo estaba.
      Gracias por los ánimos para seguir escribiendo para alguien más que para mí. Con un abrazo.
      Salud

  3. septiembre 26, 2011 en 19:18

    ¡Ohhhhhhhh, Julio! la inspiración desde luego está contigo, está de tu parte.Preciosos versos libres a Barcelona, a Picasso y a tantas cosas y sentimientos.
    Abrazotedecisivo poeta

  4. septiembre 27, 2011 en 14:21

    Comparto contigo, de algún modo, el fervor por Barcelona, una ciudad tan acogedora y tan cosmopolita a la vez.
    Es un poema sugestivo en su propio esquematismo. Son pinceladas bien dadas que nos reflejan el alma de una ciudad tan mediterranea y tan europea como esa.
    Mi felicitación

    • septiembre 27, 2011 en 23:02

      Viví en Barcelona durante varios años en dos ocasiones diferentes. La huella de la ciudad y sus gentes aún permanece. Por eso, pienso, nació este poema junto con otro titulado Tibidabo (el parque de atracciones) en el que influyeron aquellos alumnos, estupendos y amables, que tuve en el colegio Juan Ramón Jiménez, en el Valle Hebrón, justo detrás del hospital.
      El poema no pretende alzarse en forma épica, ni costumbrista, ni reivindicativa; es por ello que, con las pinceladas a las que aludes, intenté evocar un ambiente personificando la ciudad y dotándola de sueños para el futuro sin renunciar a su presente vivo y palpitante. Me alegra encontrar en tu comentario esa confesión de amor por Barcelona, que comparto. Con un abrazo.
      Salud

  5. septiembre 30, 2011 en 22:20

    … os oigo escuchando con la atención que puedo, pues me pregunto, después de leer tu lindo poema “Barcelona“, qué le ocurre a Catalunya que desde hace unos cuantos años ocurren desastres o muertes imprevitas, o…, es decir, es como si estuviese bajo una conmoción permanente que ahora parece saldarse con,por ejemplo, suspender los pagos a las residencias de ancianos, etc…; no sé, no sé, dado que todo ello acude a mí leyendo tu poema; menos mal – seguramente trato de salvar dicha impronta- que el Barça arregla muchas cosas o, al menos, esos instantes de preciosismo balompédico que tanto y tanto absorbe; es tu poema, Julio, original en forma y fondo, lo cual – sabes bien – a mi tanto me gusta; salud y un abrazo; para toda la tertulia en común. Orión

    • octubre 1, 2011 en 23:34

      Parece como si aludieses a una Cataluña que ya no existe, la del liberalismo, el socialismo y el movimiento anarquista junto con el nacionalismo moderado y progresista que hicieron de Barcelona ejemplo de cosmopolitismo cultural. Las cosas que ocurren en Barcelona y en Cataluña son las mismas que ocurren en el resto de España, en mayor o menor medida. Nadie escapa a este terremoto globalizador de empresas, marcas, intereses económicos y crisis del sistema financiero, ni a sus consecuencias. No sé si ciudades como Barcelona podrán sobrevivir con sus señas de identidad; pero que serán diferentes -ya lo son- es cosa segura. Como lo del fútbol a mí no me gusta, nada que comentar de los éxitos -parece que merecidos- del equipo de fútbol catalán por antonomasia.
      Gracias por tu paso, Antonio. Con un abrazo.
      Salud

  6. 11 Andrea
    octubre 1, 2011 en 20:04

    Hola,Julio:
    La ciudad a la que hoy nos llevas, contrasta con el paisaje que habita el ermitaño en busca de su soledad. Sin embargo, también entre esa multitud y multitudes se encuentra un tipo de soledad, generalmente no buscada, que convierte a la urbe en un desierto de afectos.
    Percibo en el poema dos caras de Barcelona; por un lado, la populosa, sucia, generadora de miseria, de abandonos, hostil; por otro lado, la esplendorosa, monumental, divertida y florida que muestras a través de los adornos (collar, broche, anillo…) .Me ha gustado esta manera de mostrarnos Barcelona engalanando a una mujer.

    Tanto el inicio como el final son pesimistas y tristes. En especial, esa imagen final de barcos viejos en muelles de aguas verdinegras si la comparamos con el azul o el verde intenso del mar que acariciaba esos mismos barcos en sus años de travesías. De nuevo el paso del tiempo.

    Al leer tu poema vuelvo a la Barcelona que visité por primera vez con veinte años y recuerdo la excitación, el asombro y la fascinación con que viví esos días.
    Mil somriures amb un petó.
    Andrea,

    • octubre 1, 2011 en 23:10

      Me ha gustado el descubrimiento de la soledad que encierran las ciudades y Barcelona no iba a ser una excepción; además es cierto que está entretejida de mucha miseria y marginación junto con el glamour de los teatros, las ramblas y su ópera, el modernismo y los locales de ocio actuales. Las ciudades envejecen y se renuevan conservando lo más antiguo; quise ver Barcelona vestida con sus mejores galas, como una pobre mujer guardando las apariencias y la dignidad detrás de su mejor sonrisa. Pero, a la vez, creo que se puede percibir el pulso de su vida en sus calles y en sus gentes por encima de todas sus miserias. Es una ciudad que me fascinó siempre; así que algo más tenemos que compartir, Andrea, sobre Barcelona.
      Amb molts petòns i una somriure.
      Salud


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


septiembre 2011
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 374 seguidores

Estadísticas

  • 230,388 visitas

A %d blogueros les gusta esto: