01
Ene
14

Agua de enero

..

Lluvia y nieve
y frío

en el nevero
por enero

y el agua entre la escarcha,
la mañana,
carámbanos de hielo,
luz helada.

Enero con sombrero,
enero
sin sombrero

y una cinta azul
al pelo.

Julio G. Alonso

Anuncios

20 Responses to “Agua de enero”


  1. 1 Pablo Ibáñez
    enero 1, 2014 en 20:09

    Me gustan mucho este tipo de poemas de verso corto tan tuyos, Julio. Poesía de siempre, de verdad, sin rollos ni artificios.

    Un abrazo, amigo, y feliz año.

    • enero 3, 2014 en 23:11

      Pablo, es una sorpresa grata tu visita. Me encanta la opinión que tienes sobre este poemita y tu concepto sobre la poesía. Muchas gracias, feliz año nuevo y un abrazo, amigo mío.
      Salud.

  2. enero 1, 2014 en 23:11

    Hola Julio, por León mucha lluvia, pero en Asturias un día estupendo, con una temperatuta muy suave, aquí estamos que mañana empezaremos casi, casi el año en un pico, hay que empezar el año en la montaña.
    Abrazotedecisivo y que el agua no se hiele mucho jajajaja.

    • enero 3, 2014 en 23:09

      Me alegra que empieces con tan buen pie el año, Sara. Desde las alturas de las cumbres todo se respira y percibe mejor; la vista alcanza más lejos y reconforta. Si el agua, esta vez, se quedó en León, pues miel sobre hojuelas… Felicidades y que sigas con ganas subiendo montañas. Con un abrazo.
      Salud.

  3. enero 5, 2014 en 14:14

    Hola Julio Enero tirita en las fotos que cuelgas en tu cuaderno. Todo parece que está muerto pero debajo de la nieve las raíces sueñan con abril. Nosotros no tenemos ese letargo quizás tan necesario: el de desaparecer un rato e ir a la bodega de nosotros mismos a bebernos nuestro mejor vino. Te lo digo porque aún ando en la vorágine que me lleva a odiar el último regalo que me queda de Reyes
    Un abrazo

    • enero 5, 2014 en 18:15

      Espero que la vorágine “regalera” ya sea pasado y ahora te sientes, plácidamente, a esperar que los demás descubran lo que esconde el papel de regalo o tú mismo te veas abriendo un paquetito. No sé. Yo leí tu último poema en tu cuaderno y con la líbelula y su vuelo último, ya me doy por regalado esta noche mágica para los “guajes”. Un abrazo y gracias por pisar esta tierra fría y húmeda del poema de enero.
      Salud.

  4. enero 6, 2014 en 14:30

    Querido Julio, se cerraron las puertas para abrir con el agua de la vida, tiene un ritmo limpio este poema; un placer hallarte con esta novedad del 2014, ya esperaré con ansia cada mes, porque siempre me sorprendes gratamente. Que el 2014 te rocíe de agua y de vida. Besos

  5. 9 Pilar.
    enero 7, 2014 en 23:27

    Enero hermoso y friolero

    el mes en que me nacieron

    con valentía y reaños.

    Cumpleaños.

    Brindo por el mes entero

    copas, burbujas, risas

    y el alma pongo en un brindis

    por poetas
    y poetisas.

    Salud, Julio. Un abrazo.

    • enero 9, 2014 en 18:30

      Delicioso este enero tuyo en todo, incluído tu nacimiento. Comparto el brindis y aprovecho para felicitarte el cumpleaños para el que pinta muy oportuna esta cuelga de versos. Con un abrazo.
      Salud.

  6. enero 8, 2014 en 00:19

    … Julio, eres un Goya en poeta, amigo; tus pinceladas versales son extraordinarias, lindas, lindísimas, lo cual tanto es de agradecer; mis saludos de siempre, pero ya, en 2014; Orión

    • enero 9, 2014 en 18:25

      Amigo Antonio, pinceladas menores son éstas para compararlas con el maestro del tenebrismo, el costumbrismo y el retrato, don Francisco Goya; pero agradezco la buena intención de tus palabras. Con un abrazo.
      Salud.

  7. enero 12, 2014 en 23:24

    Precioso tu poema, por su forma y por su sencillez. Me encanta.

    • enero 13, 2014 en 23:01

      Me alegra que la sencillez sea de tu agrado. Como se trata, además, de un poema de calendario, pues no podía ser extenso ni ampuloso. Casi se pretende verlo de un solo vistazo y leerlo con una mirada.
      Salud.

  8. enero 13, 2014 en 20:12

    Como extraído de una pintura de Monet, surge con tintes de bucólico, alegórico y reconfortante este canto tuyo.
    Me transportó a una vereda con tintes mortecinos de una tarde soleada, con ese sol que no calienta; con ese gris que parece respetar al blanco de los copos de nieve.
    Magnífico poema para comenzar un difícil 2014.
    ¡Enhorabuena!
    Un abrazo:
    Arturo

    • enero 13, 2014 en 22:58

      Bien sabes, amigo Arturo, que en numerosas ocasiones sobran mucha pintura y brochazos en un cuadro. Si éste ha de ser de enero en el hemisferio norte con su invierno y su sol que apenas alcanza con su tibieza nuestro frío, pues con pocas palabras basta. Siempre gracias por tus comentarios, en sí mismos, del todo poéticos. Con un abrazo.
      Salud.

  9. 17 Pepa Agüera Sánchez
    enero 14, 2014 en 00:15

    El agua es vida y vida hay en estos versos, aunque este dormida entre los temblores del frío. Un poema bello acompañado de unas imágenes igualmente bellas. Acabas de despertarme las ganas de que vuele el calendario.
    Un abrazo.

    • enero 14, 2014 en 10:41

      Entramos en las aguas del calendario de 2014 a través del frío enero (para los habitantes de estas latitudes del globo, claro). Esperemos deshielos y fuentes dadoras de vida para los meses próximos. Con un abrazo.
      Salud.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


enero 2014
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 389 seguidores

Estadísticas

  • 231,351 visitas

A %d blogueros les gusta esto: