01
Dic
14

Agua de diciembre

.

Glaciar Perito Moreno.- El Calafate (Argentina)

.

Si el búho en diciembre canta,
lluvia o templanza; si llueve mucho
diciembre,
buen año será el que viene; si diciembre es frío,
calor al estío. En diciembre
los turrones,
flor de pascua
y villancicos.

¡Ay noches decembrinas
que os llevais el año
tembloroso y gélido,
aguas
aquietadas
de recuerdos,
largo ulular del viento,                

sueño tibio,

rumor de infancia
lejano!

González Alonso

Anuncios

14 Responses to “Agua de diciembre”


  1. diciembre 1, 2014 en 12:36

    Muy bello poema, Julio. “rumor de infancia/lejano, ” Introducción a las fiestas… Mi cariño.

  2. diciembre 1, 2014 en 19:24

    … todo, todo él bello, recuerdo y sensisilibdad; buena, buena y excelente pluma, y mejor, mejor incluso, si cabe, el corazón aún; que las tengáis espléndidas, Julio, amigo; y así, y también, todos aquéllos que por tu linda casa pasan y pasen; que el próximo año pueda traernos a todos un poco de paz, dignidad y esperanza; Orión

    • diciembre 1, 2014 en 22:36

      Recibo con mucho orgullo tus palabras, maestro. Es un privilegio tener la posibilidad de leerte y aprender de tu magnífica lírica, y otro gran privilegio sentirse leído por ti y compartir tus comentarios en todo siempre tan amables y comprensivos. Con un abrazo, paz y salud.

  3. 5 Quinteño de Greda
    diciembre 1, 2014 en 20:54

    Estimado amigo Julio:
    Con mis mejores deseos para años venideros, aquí doy por finalizada mi andadura contigo con el mes de diciembre. Creo que han sido dos años, las puertas y las aguas.
    Pienso firmemente, que quien tienen que ser protagonistas, son tus poemas.
    Con un fraternal abrazo, ¡salud!

    Para que la nieve siembre
    diciembre
    su manto de escalofrío
    es frío,
    pues siendo de invernal paño
    buen año,
    micología y castaño,
    turrón y la flor de pascua,
    y filandón junto al ascua,
    diciembre es frío, buen año.

    Serenidad en su planta
    si canta
    con ojos de llama en dúho
    el búho,
    trae lluvia de esperanza
    templanza,
    nocturno ulular su danza
    la pura magia en su abrigo
    pues amor lleva consigo
    si canta el búho, templanza.

    Acaba el año en temblor
    rumor,
    recuerdos de una distancia
    de infancia,
    con diciembre de la mano
    lejano,
    vestido de invierno cano
    ya es página de la historia,
    mas nos trae a la memoria
    rumor de infancia lejano…

    • diciembre 1, 2014 en 22:33

      Es cierto, amigo Quinteño, que con las puertas y las aguas hemos completado un ciclo de dos años en los que nunca ha faltado el contrapunto de tus ovillejos. Creo que todo, junto con los comentarios, forma una unidad para mí muy entrañable, un regalo que no tiene precio y que sólo puedo agradecerte con un fuerte abrazo. Gracias, pues, y sigue así de vitalista y reivindicativo de las formas métricas, que somos muchos los que te seguimos. Gracias, gracias. Salud.

  4. diciembre 1, 2014 en 21:13

    Diciembre, se acaba el año, y todo comienza de nuevo. Tal vez, nunca pase la infancia. Solo hay que ver con que cariño se acercan nietos y abuelos; en realidad no hay comienzo ni final. Algo de eso, amigo Julio, vislumbro en esta bella entrega. Con esa buena mezcla de folklore y canción popular, simbolismo y lírica romántica. Otra vez más, es un placer disfrutar con la sensibilidad de tu pluma. Y justo ahora que todo comienza.

    Un abrazo.

    • diciembre 1, 2014 en 22:28

      Eres muy perspicaz y atento, Raúl. Sabes ver más allá del tiempo y deduces bien que la infancia es la patria de la que jamás salimos y la única que tenemos. Luego, todo es esa mezcla de folclore, canción popular, simbolismo, lírica y memoria para dejar pequeñas pinceladas de un paisaje que el lector completa y enriquece con su particular experiencia. Gracias, amigo Raúl Con un abrazo.
      Salud.

  5. diciembre 3, 2014 en 11:25

    Sencillo y didáctico. Evocador y sugerente.

    Que el agua de diciembre te traiga mil venturas. Con mi abrazo.

  6. diciembre 4, 2014 en 19:13

    Sensibilidad minimalista; casi imperceptible facilidad. Más es difícil aunar exquisitez, ritmo y gracia en el verso. Mi admiración y mi felicitación, amigo, y no obstante, maestro.
    Salud.

    Perfecto.

  7. diciembre 15, 2014 en 17:16

    Ha sido un auténtico placer recorrer las aguas bajo los puentes que mes a mes nos han deleitado.
    Un abrazo.
    Mar


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 374 seguidores

Estadísticas

  • 230,388 visitas

A %d blogueros les gusta esto: