09
Sep
19

Dejar de ser

 

Dejar de ser
Cuando eres consciente de la muerte, acabas
asumiendo tu propia soledad.- Rosa Regás

Cuando el alma descubre que está sola
y el pasado son sombras, ¿qué esperanza
cabe esperar de lo que el tiempo alcanza
arrasando la edad con furia de ola?

Cuando la vida en soledad se inmola
y escapa la memoria, ¿qué templanza
tener si todo trueca en la mudanza
que  al sueño mata y lo vivido asola?

¡Qué terrible fortuna nos espera,
qué dolor insufrible, qué presagio,
qué frío tacto de la fría cera!

Pues si nadie será lo que antes fuera,
nadie tampoco esquivará el naufragio
de dejar de ser ya lo que quisiera.

González Alonso

 


18 Responses to “Dejar de ser”


  1. octubre 15, 2019 de 18:49

    Habláis de los grandes y ellos… también fueron antes aprendices incansables y entusiastas de la lengua. Aprendo contigo, gracias por compartir tus obras. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. octubre 13, 2019 de 11:38

    ¡Quién tuviera el don de la palabra! Magnífico, Julio. Un abrazo sincero de admiración.

    Le gusta a 1 persona

  3. septiembre 16, 2019 de 14:52

    Pulcro soneto digno de un maestro, poeta y artista de las palabras, de su conjugación, de su armonía y de los apasionados de la poesía y de la comunicación. Un abrazo amigo Julio me ha encantado leerte.

    Le gusta a 1 persona

  4. septiembre 12, 2019 de 02:01

    Un soneto sobrecogedor y elocuente, Julio. Rimasflotantes ha estado muy acertado al considerar tus versos “limpios y profundos”. A mí me trae a la memoria la lucha de Unamuno entre su razón agnóstica, o atea, y su vida de creyente, muy bien reflejada en su obra “San Manuel Bueno, mártir”. Para mí Unamuno, desde su escepticismo, desde su sentido trágico de la vida, confiesa a Dios, aun considerándolo pura paradoja: “Oye mi ruego Tú, Dios que no existes”.
    Me ha puesto Magdalena al tanto de tu precioso soneto, pues ya tenía el ordenador recogido: mañana regreso a Madrid con la tristeza de abandonar esta bella ría; pero otros quehaceres me reclaman.
    Apacible y saludable sueño.

    Le gusta a 1 persona

    • septiembre 12, 2019 de 11:05

      Antes de nada, que tu vuelta a Madrid sea feliz, Carmen. Vuelves con el aire fresco y limpio de los colores de tu ría a los pies de Palmeira, y eso ayuda.En cuanto al soneto, como se ve por la entradilla, me lo sugirieron las palabras de Rosa Regás. Entre un pasado ya inexistente y un futuro imposible, la vida parece resumirse en soledad, antesala de la muerte. No es un poema optimista, y la evocación que haces del “agnosticismo místico” de Miguel de Unamuno me parece estupenda. Mi abrazo y los dicho, feliz vuelta a Madrid.

      Me gusta

  5. 9 magdapalmeira
    septiembre 10, 2019 de 20:46

    Las musas le prestaron a Lope de Vega el numen para hacer el soneto a Violante. Contigo no dejaron de ser generosas, para que, en “Dejar de ser” fueses capaz de crear esos catorce versos tan hábilmente compuestos.
    Fantástico, Julio.
    Cariñosos saludos palmeiráns.

    Le gusta a 1 persona

    • septiembre 10, 2019 de 21:41

      Lo malo para mí y bueno para Lope es que a mí me ha costado bastantes horas lo que a él sólo le llevó quince minutos… y hacer un soneto sin tema, ¡que ya tiene guasa! Pero bueno, me conformo con el resultado aunque sea un poco pesimista el asunto tratado. Un abrazo, amiga Magda, hasta la soñada Palmeira.
      Salud.

      Me gusta

  6. septiembre 10, 2019 de 00:52

    Excelente soneto, Julio. Un verdadero placer leerte. Mi abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  7. septiembre 10, 2019 de 00:23

    ¡Excepcional soneto, Julio!!
    Gracias por regalarnos tu poesía, por dejarnos aprender de tus maravillosas letras.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • septiembre 10, 2019 de 11:01

      Amigo Pedro, siempre agradezco tus comentarios cargados de amistad y buena intención, aunque para aprender aprender… creo que es mejor adentrarse en lo dejado por escritores y poetas de antes, como Garcilaso, Góngora, Quevedo, Lope… o más próximos, de Rubén Darío a Aleixandre, Juan Larrea, Neruda, Lorca, Antonio Gamoneda, Joan Margarit y etc. etc. Ya me entiendes. Mi abrazo.
      Salud.

      Le gusta a 1 persona

      • septiembre 10, 2019 de 13:36

        Esos son los grandes maestros, por supuesto, pero tus versos limpios y profundos nos enseñan muchísimo.
        Un abrazo, Julio.

        Le gusta a 1 persona

      • septiembre 10, 2019 de 16:10

        Gracias por tu opinión, Pedro; escribir es difícil y escribir poesía más difícil aún. Me conformo con que los poemas se lean con dignidad y pulcritud, lejos de aspirar a nada más. Mi oficio no es el de poeta. La poesía y la escritura son actividades de simple diletante, de aprendiz incansable y entusiasta de la lengua como medio de expresión. Un abrazo y nos leemos. Salud.

        Le gusta a 1 persona

  8. septiembre 9, 2019 de 20:38

    Gran soneto, Julio. Mucha gracias por compartirlo.
    Un gran abrazo.

    Le gusta a 1 persona


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


septiembre 2019
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivos

Traductor / Translator

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 697 seguidores

Estadísticas

  • 279.191 visitas

Comunidad de lecturas


A %d blogueros les gusta esto: