Posts Tagged ‘Verso con métrica

18
May
20

Sanchica

Sanchica

Quince años, dos arriba dos abajo
Sanchica cumplirá. Como una lanza
es la moza al decir de Sancho Panza
que parió su mujer Tere Cascajo.

Fuerte y capaz de hacer cualquier trabajo
para ser gran condesa bien le alcanza
todo el aire del campo, la templanza
y saber cocinar las sopas de ajo.

Tal mañana de abril fresca y lozana
ninfa del verde bosque bien sería
y agua que limpia de la fuente mana.

Más fina que la fina porcelana
su cara de condesa luciría
en su curtido rostro de aldeana.

González Alonso

11
May
20

En la sima

En la sima

Desde la sima en que la mala suerte
quiso poner a Sancho en duro aprieto
se oye con sus lamentos el discreto
silencio de su burro ante la muerte.

¿Y qué esperar después de conocerte,
guardarme la amistad con tu respeto,
si el trance de esta noche y su secreto
traerán  la desdicha de perderte?

Pasan las horas lentas en el sucio
triste y frío  lugar de la vileza
con lágrimas, lamentos y querellas.

Y en silencio profundo sigue el rucio
filosofando mudo y con tristeza
los mensajes del viento y las estrellas.

González Alonso

*Sancho y su rucio caen por la noche en una profunda sima. El burro, silencioso y patas arriba, miraba la noche estrellada por el agujero del precipicio mientras Sancho gritaba y  se lamentaba convencido de que allí, amo y pollino, acabarían su paso por la vida. (El Quijote.- II, 55)

21
Abr
20

Alonso Fernández de Avellaneda

Alonso Fernández de Avellaneda
Malo es todo aquello que para el fin deseado
vale poco (El Quijote de Avellaneda, cap. XVII)

Si para el fin querido vale poco
todo aquello que es malo, hagamos cuenta
de cuan poco ha valido aquí la afrenta
robándole a Cervantes este loco.

Avellaneda dicen en el zoco
ser el avellanado que dio a imprenta
esta segunda parte donde asienta
su torpeza escribiendo; yo así invoco

a  Dulcinea desterrada; al triste
hidalgo sin amor; al escudero
simple, ramplón, rufián y avaricioso.

¡Que don Quijote sin amor no existe!
¡Que no hay Sancho más fiel y aventurero!
¡Que no hay sin Dulcinea mundo hermoso!

González Alonso

18
Ene
20

Hoy

Hoy

Hoy te miro con ojos de amor adolescente
cuando el otoño llega, se duele la memoria
y dormitan las horas en todos los relojes
con sueños olvidados oliendo a poesía.

Hoy te quiero en la calma de la tarde lluviosa
y busco en los recuerdos cobijo como el pájaro
busca amparo en el nido, como buscan las alas
el vuelo libre y alto y  los labios los besos.

Hoy  humedece el llanto el te quiero no dicho,
las caricias, el tacto de tu piel en mis dedos,
la luz de tu sonrisa, la voz de los deseos.

Hoy te quiero y te nombro, pongo al amor palabras
que habitan los jardines de la melancolía
como habitan la lluvia las gotas de los versos.

González Alonso

24
Nov
19

DÉCIMO ANIVERSARIO

Décimo aniversario

Con diez años de esta vida
y escritura hemos llegado
a este otoño deshojado
de poesía reunida.
Si no hay nada que lo impida
daremos también alcance
otros diez en este trance
los ojos al mundo abriendo
y verso a verso escribiendo
la aventura de este lance.

González Alonso

DIEZ AÑOS.-  Con los 10 versos de la décima o espinela y las 10 hojas de otoño celebro este aniversario y os mando un abrazo a cuantos de una u otra forma habéis pasado por estas páginas virtuales y a los que sigáis teniendo ocasión de pasar, leer o dejar unas palabras. Salud.

18
Nov
19

Tres ovillejos

 

Ovillejo de belleza y amor

¿Qué pone en tu pecho ardor?
El amor.

¿Y qué es del amor condición?
La pasión.

¿Qué te atrae por su rareza?
La belleza.

Entiéndase, pues, nobleza
la suerte de conquistar
la vida que te ha de dar
amor, pasión y belleza.

Ovillejo de perdido amor

¿Qué temo si no he de verte?
¡Perderte!

Y pues para mí vivir
es morir

abrazado al cruel temor
del amor,

¡pon a mi pecho valor
para afrontar la desdicha,
que si tenerte es la dicha,
perderte es morir de amor!

Ovillejo discreto

Si el dar algún parecer
es el ser

sin ser mentira en los labios;
de sabios

es saber guardar secreto
discreto.

En nada yo me entrometo
y antes de decir, escucho;
que si necio es hablar mucho,
es ser de sabios, discreto.

González Alonso

23
Oct
19

Puente del alba

Puente del alba

Pronto se fue la noche por el puente del alba,
cantaron las alondras, alzó el aire sus velas
de blancos algodones sobre los rotos picos,
calizas minerales de las cumbres más altas.

Por el puente del alba se fueron con los miedos
las sombras de las horas anudadas de insomnios
y temibles presagios varados en el alma.

Ha llegado la luz como llega la vida
a donde la tristeza alcanza el horizonte
del náufrago perdido en medio de los mares
de extensión infinita bajo el cielo infinito
y la triste amargura de las amargas aguas.

Se fue por fin la noche por el puente del alba
y alzó el día su vuelo en las alas del aire
y la luz que en el pico traían las alondras
como canto de alegre promesa de esperanza.

González Alonso

13
Oct
19

La vida en cada andanza

La vida en cada andanza

Sentiste lo terrible y la tristeza
herir de soledad y de amargura
el alma condenada a la angostura
de un tiempo sorprendido en su extrañeza.

Sufriste del destino la rareza
de encontrarte de frente la locura
y abierta de la pena la costura
de lo cierto perdiste la certeza.

Pero en tu pecho alienta la esperanza,
nueva luz que palpita entre tus ojos
como la melodía de una danza

y sabrás que la vida en cada andanza,
dudas, tropiezos, alegría, antojos,
no te olvida jamás en su mudanza.

González Alonso

09
Sep
19

Dejar de ser

 

Dejar de ser
Cuando eres consciente de la muerte, acabas
asumiendo tu propia soledad.- Rosa Regás

Cuando el alma descubre que está sola
y el pasado son sombras, ¿qué esperanza
cabe esperar de lo que el tiempo alcanza
arrasando la edad con furia de ola?

Cuando la vida en soledad se inmola
y escapa la memoria, ¿qué templanza
tener si todo trueca en la mudanza
que  al sueño mata y lo vivido asola?

¡Qué terrible fortuna nos espera,
qué dolor insufrible, qué presagio,
qué frío tacto de la fría cera!

Pues si nadie será lo que antes fuera,
nadie tampoco esquivará el naufragio
de dejar de ser ya lo que quisiera.

González Alonso

 

12
Ago
19

La espada de don Quijote

.

La espada de don Quijote

Desde el acero noble de tu espada
quien fuiste antes Alonso que Quijote
con Rocinante al paso o bien al trote
persigues sueños de una edad dorada.

Si supiste poner nombre a tu amada
y darle con tu amor el alma en dote
¿por qué olvidar poner del arma el mote
que dio a tu apodo fama consagrada?

Yo sé bien que Filona armó tu brazo
y tu valor; venciste al vizcaíno
con fortuna y la gloria fue tu abrazo.

Y aun Fielfilona fuiste cuando el vino
sangraste de aquel odre, gigantazo
encantado en la venta del camino.

González Alonso




julio 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

Traductor / Translator

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 858 seguidores más

Estadísticas

  • 294.887 visitas

Comunidad de lecturas