29
Jun
12

Dulce alienta el amor

Luna llena de agosto

Dulce alienta el amor de tu mirada.
Amarga, la pasión de mi deseo.
Alegre de tu risa el aleteo.
Triste el quejido de mi voz callada.

Tu cara de rubor arde incendiada
y en mitad de tu dicha y regodeo
la suerte mía con desgracia veo
a un sinvivir de penas condenada.

¡Ay destino voluble y caprichoso,
tirano amor que todo lo confundes,
vida que al alma das sin fin acoso!

Mas he de hallar en tu ilusión reposo
y toda la ternura que me infundes
será la suerte para ser dichoso.

Julio G. Alonso

.

Anuncios

12 Responses to “Dulce alienta el amor”


  1. 1 daniela
    junio 29, 2012 en 15:36

    Hola, Julio:

    Qué suerte de palabras preciosas en tu soneto, (amor, pasión, deseo, risa, quejido…) preciosas y precisas (amarga, triste, desgracia, sinvivir, voluble, tirano). Me gusta, pero…me dasalienta.

    daniela

    • junio 29, 2012 en 17:10

      Lo entiendo, Daniela. En muchas ocasiones el desaliento forma parte también de nuestra manera de sentir; creo que es un poema de amor y desaliento, sí. Con todas las gracias que te debo por tan atenta como amable lectura.
      Salud.

  2. junio 29, 2012 en 20:10

    Perfecto soneto, Julio. Me encantó.
    Un fuerte abrazo

    • junio 30, 2012 en 10:25

      Agradecido, Carlos, de que un poeta de tu talla deje su impronta en este rincón de poesía con un comentario tan amable. El soneto, al menos en la parte formal, no adolece de vicio alguno, eso lo sé; otra cosa son el tema y el estilo, sobre los que cada lector sacará sus conclusiones, con sus gustos y disgustos. Está escrito con la intención de que forme parte de una corta serie de sonetos de desamor, de la que ya dejé otra muestra en la entrega anterior con el título Queja. Y eso es todo. Con un abrazo.
      Salud.

  3. 5 Paco Mallada
    junio 30, 2012 en 23:28

    Precioso este soneto que aquí dejas, Julio.
    Preciso en la mesura y encabalgamientos.
    Poder hablar así del enamoramiento
    es un arte que dominan sólo unos pocos.

    Enhorabuena.
    Un abrazo,
    Paco

  4. julio 1, 2012 en 23:58

    … dos sonetos y una Malalengua, amigo, 3 poemas que, como siempre, nos entregas con esas profundidad de las aguas que llegan no se sabe a dónde, a dónde…; pero son tus versos, Julio,amigo, Julio, poeta, el Julio González Alonso que va dejando jirones/perlas de toreo en cuanto ve, toca u oye; gracias por todo ello, compañero, pues que con algo siempre nos quedamos y nos es tan útil; Orión

  5. julio 7, 2012 en 00:14

    En estos tiempos tan malos para la poesía… es un gustazo perderse en tu espacio y encontrar paz y razón…cosas que tanta falta nos hacen. Te dejo mi abrazotedecisivo y disfruta el fin de semana Julio.

  6. 11 Pepa Agüera Sánchez
    julio 16, 2012 en 02:43

    Los adjetivos opuestos dan una gran fuerza al sentimiento que intenta trasmitir el poema. Cuanto más feliz es el objeto amado, más resalta -por contraste- nuestra propia tristeza. Hasta que concluimos que la felicidad del amado es, o debería ser, nuestra propia felicidad.
    Y todo expresado con la gran altura lírica y la excelente calidad de tu poesía.
    Un abrazo grande


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


junio 2012
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 428 seguidores

Estadísticas

  • 235,576 visitas

A %d blogueros les gusta esto: