20
Mar
16

Ella se soltó el amor

 

Ella

se soltó el amor

y la melena cayó sobre su espalda;

el pelo golpeaba el bronce de la piel

y repicaba caricias más allá de su cintura

en  el leve movimiento sensual de las caderas.

Su mano izquierda acarició

el calor estremecido de su seno derecho; su mano derecha

alcanza

la tersa suavidad en el camino del pubis; así en la dura

redondez,  sus nalgas se aprestaron

al dulce embate

y Venus se derramó copiosa de venturas

en su hueco palpitante.

.

Lasciva, una sonrisa recorre su desvanecido cuerpo

y se hace en los labios voluptuoso beso,

ameno galanteo entre las manos,

suspiro que aún jadea en el aliento,

deliciosa ensoñación en los ojos aún cerrados

que florece en las palabras,

los propósitos

y  libertinos pensamientos.

.

Una vez más accede hasta sus pechos el lúbrico deseo

para inundarse de placer en el combate

y rendirse al empuje de la entrega

sin tregua

y condiciones.

.

Ella

se soltó la melena

y el amor cayó sobre su espalda.

.

González Alonso

Anuncios

22 Responses to “Ella se soltó el amor”


  1. marzo 20, 2016 en 20:31

    ¡Qué hermoso poema, Julio!

  2. 3 sandra
    marzo 20, 2016 en 21:24

    Como una fruta con mucha agua y el dulce en los labios. Una delicia. Por lo sutil de su erotismo .

    Un abrazo Julio

  3. marzo 20, 2016 en 22:55

    Me parece de una exquisitez absoluta este poema en cascada.
    Un delicioso delirio más allá de lo puramente sensual.
    ¡Felicidades!

  4. marzo 20, 2016 en 23:18

    … aquí, amigo, compartiendo tus lindos, lindos escritos que sucesivamente nos vas dejando plasmados con maestría y belleza; sea conmtigo mi admiración, amistad y respeto. Orión

    • marzo 20, 2016 en 23:24

      Respeto, admiración y amistad correspondidos, amigo Antonio. Y que tengamos muchas muchas más ocasiones de compartir aquí o en tu cuaderno o donde las letras se crucen en sus variados caminos. Un abrazo.
      Salud.

  5. marzo 21, 2016 en 19:14

    Hermoso, mucho… Un abrazo y siempre un placer venir.

  6. 11 Esencia
    marzo 22, 2016 en 02:02

    cuidado y delicado dialecto para poetizar minuciosamente la sexualidad fémina.saludos

    • marzo 23, 2016 en 22:42

      No me gustaría caer en la obscenidad para hablar de la sexualidad, la femenina en este caso. El lenguaje es rico y variado y capaz de expresar lo más íntimo y nombrarlo sin vergüenza. Gracias por apreciar esta intención en este poema, Esencia.
      Salud.

  7. marzo 23, 2016 en 00:52

    Belleza que indaga en la forma de los deseos. Sabes imprimir algo que es tuyo, y que enseguida ofrece sensibilidad y buen hacer. Que bueno seguirte amigo.
    Abrazos

  8. marzo 28, 2016 en 12:43

    El mismo viaje con distintas palabras o con las mismas.Ése espejuelo de alondras es un regalo para quien amamos a la mujer sin tapujo. El poema coincide con el que he publicado pero el tuyo es más sutil.
    Un abrazo

  9. 17 pepa
    marzo 31, 2016 en 00:34

    Parece que tu también te has soltado la melena para elaborar esta perla de delicada sensualidad. El poema trasmite mucho y lo hace sin estridencias. Versos con tu sello de calidad.
    Un abrazo.
    Pepa

    • marzo 31, 2016 en 14:29

      Siendo un comentario que viene de una mujer, lo considero un regalo. Además, dado que tú también escribes y escribes muy bien, el regalo es doble y doblemente agradecido, Pepa. Un abrazo.
      Salud.

  10. 19 Mario Martínez Martínez
    marzo 31, 2016 en 12:51

    Magnífico poema, amigo mío. Rebosante de sensualidad, calidez y dulzura; una verdadera preciosidad.
    Abrazos.

    • marzo 31, 2016 en 14:27

      Abrazos, amigo Mario. Me alegra tu comentario en este poema. El erotismo no es un tema que cultive mucho, pero algunos he escrito. El problema es, siempre, que no resulten obscenos y groseros.
      Salud.

  11. agosto 12, 2016 en 19:31

    Perturba sin ser obsceno. Gracias por esta joya, Julio. Me agrada mucho pasear por tu blog. Con variedad, elegancia, sutileza… Un placer leerte.

    • agosto 13, 2016 en 12:57

      Tus palabras, Laura, son un regalo que te agradezco de corazón. Me alegra que te “despeines” también con la poesía y que lo hagas con tanta naturalidad. Despejada la preocupación de saber que el poema no es obsceno sin dejar de resultar erótico, me siento más tranquilo. No me gustan las cosas procaces y ramplonas, de ahí mi miedo y preocupación cuando toco temas de esta clase.
      Un placer encontrarte aquí y en tu cuaderno “Despeinada por los libros”.
      Salud.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


marzo 2016
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 340 seguidores

Estadísticas

  • 227,330 visitas

A %d blogueros les gusta esto: