20
Ene
17

Frutas en un mercado de Filipinas

Huelen los colores redondos de las frutas
en sus aguas y néctares, memoria
de las raíces primeras de la tierra,
mieles carnosas de las abejas del tiempo
reposado en el aire.

Llegan a la vista y el aroma de la vida
germinada y fértil y oceánica
como llega el viento golpeando su furia
y derrumba el mar sus aguas
atormentadas
y borra las siluetas de las costas.

Multicolores formas congregadas,
sabores generosos de pólenes antiguos
multiplicando su luz en los mercados;
allí estáis, testigos ajenos de la belleza,
ofrenda natural y pacífica
en su sensualidad
haciendo fácil
la sonrisa en los labios, la promesa carnosa
de los tactos,
la luminosa mirada de los ojos
en la búsqueda sin fin de la alegría.

Julio González Alonso

 

Fotografía: Lorena Fernández
El poema y la foto corresponden al libro “Filipinas, tierra de tifones” que se editará en marzo por A Fortiori Editorial, y que será incluido por Nati Puerta, editora e impulsora del proyecto,  dentro de la colección “La oficina de las causas perdidas“.
Se trata de una publicación solidaria. Lo recaudado con este libro de fotografías de Lorena y los textos de los distintos autores que acompañan las fotos  se destinará a facilitar la continuación de sus estudios a los niños de Filipinas víctimas de los tifones.

 

Anuncios

12 Responses to “Frutas en un mercado de Filipinas”


  1. enero 20, 2017 en 11:26

    ¡Qué hermoso poema para tan buena causa! Felicidades, Julio. Una vez más me ha encantado leerte.

    • enero 20, 2017 en 11:33

      Cuando lo que hacemos, sea lo que sea, sirve a los demás, creo que es lo mejor que se puede hacer y que más sentido da a la vida, aunque sean los versos de este poemita que comentamos. Muchas gracias, amiga Julie. Con un abrazo.
      Salud.

  2. 3 martín mehsen
    enero 20, 2017 en 20:25

    Aromas, colores y sabores, excelente poema que estimula los sentidos. Me gustó particularmente el final, la alegria como fin, pese y contra todo. ¡Los felicito por la iniciativa!
    Martín

    • enero 21, 2017 en 12:28

      Me alegra que te haya gustado este poema “solidario”, en el que -limitado en su extensión por las exigencias de la publicación- el pequeño poema alude a una tierra, Filipinas, tan exhuberante como sujeta a las inclemencias de los fenómenos meteorológicos. El final al que aludes persigue lo que subrayas con acierto, la alegría por encima de las adversidades.
      Salud.

  3. enero 22, 2017 en 01:34

    Una fiesta multicolor para los sentidos y una buena causa para felicitar. Abrazo doble, Julio.

  4. enero 26, 2017 en 22:35

    Acá es verano y es locura de color y sabor frutal,
    aunque por estos días el gris lo empaña todo.

    Buen poema, Julio.
    Abrazos

  5. enero 28, 2017 en 23:05

    He conocido hoy tu magnífico blog y que a partir de hoy seguiré con mucho interés.
    Gran poema para una gran causa. Mi enhorabuena.
    Saludos cordiales.

  6. enero 28, 2017 en 23:08

    Qué vitral de frutas y hortalizas. Qué acuarela del fondo del mundo. Qué belleza de colores de esa vega talada. Cómo huele ahí a incienso de huerta, a parto de tierra Qué naufragio dentro de uno.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


enero 2017
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 341 seguidores

Estadísticas

  • 227,467 visitas

A %d blogueros les gusta esto: