03
Oct
12

Grito de la necesidad. Epitafio

                                           

Poesía es voz del sentimiento, grito
de la necesidad. Lo sé. Por eso
los paisajes
se pintan de lavandas, jaras
y bosquecillos de encinas; los ocasos
arremeten contra el sol vencido de horizontes,
vienen las olas desde las almas del mar de los afectos
y son ojos y son risa, lo sé. También
sé de los días dichosos y los que son del hambre,
la ambición que la alimenta, como sé del olvido,
ese costado sin luz y sin memoria.

Todo esto lo sé. Lo repito a menudo. Lo canto.
Lo escribo. Lo digo.

Inevitable la noticia; habías muerto
en la voz del sentimiento, grito
de la necesidad. Lo supe con la pena del dolor
que bebe el agua de la melancolía. Tú
también lo sabías. Lo repetías a menudo. Lo cantabas.
Lo escribías. Lo decías. Y aquella tarde
el verano, o tal vez el otoño, de pronto se tiñó
un poco
de invierno

y nubes
temblando

suspendidas
del alero

de la poesía.

Julio G. Alonso

Anuncios

14 Responses to “Grito de la necesidad. Epitafio”


  1. 1 daniela
    octubre 3, 2012 en 16:32

    Hola, Julio:

    Un poema para degustar, devanándose a lo largo de sus versos para concluir en una expiración poética, quedando las estaciones (invierno) y las nubes prendidas de la poesía. Encantador. Gracias.

    daniela

    • octubre 5, 2012 en 19:46

      Amiga Daniela:

      Tal vez la muerte, cuando te pilla cerca y se lleva a algún compañero, amigo o persona próxima, se hace más presencia ineludible. Cuando se trata, además, de un poeta con el que has compartido estos devaneos líricos en los que nos enredamos, pues la cosa adquiere otra dimensión, otro dolor más íntimo. Y siempre se repite lo mismo, cada vez, y desgraciadamente, de manera más frecuente y muchas veces sorpresiva. Siempre gracias por tu estar al otro lado son tus palabras, Daniela.
      Salud.
      Salud.

      • 3 daniela
        octubre 6, 2012 en 10:20

        Julio, mi intuición me contaba algo, en bajito, solapadamente, respecto a que había algo que retenía tu pluma…esa parca armada de tijera que visita inesperada e ineludiblemente.
        Acepta mi palabra o estas que tomo prestadas:
        quién dijo que todo está perdido, yo vengo a ofrecer mi corazón…”

      • octubre 6, 2012 en 12:29

        La intuición nos traiciona en raras ocasiones. En este caso has hecho bien siguiendo sus dictados, y tomo como un regalo tus palabras y las que tomas prestadas. Muchas gracias, Daniela.
        Salud.

  2. octubre 4, 2012 en 07:30

    There are some fascinating deadlines on this article but I don’t know if I see all of them center to heart. There may be some validity but I will take hold opinion until I look into it further. Good article , thanks and we wish extra!

  3. octubre 5, 2012 en 23:58

    … permítaseme, Julio, dejar en los comentarios de este segundo poema lo que quiero decir de ambos: “Grito de necesidad. Epitafio” y “Aire arriba“; pues he aquí dos aspectos/fundamento de vida: el conocimiento general que nos podrá poner en contacto con la sabiduría – mundo de las causas y sus efectos – y el mundo del sexo en cuanto que, cual Eros, motor de nuestra existencia y embriagador total de los sentidos; y he aquí a nuestro poeta -Juio González Alonso – realizando, una vez más, diseños tan afortunados como los que acabo de leer y meditar, y tan gratamente; mis felicitaciones y saludo, amigo; Orión

  4. octubre 7, 2012 en 10:42

    Muere un poeta y las cosas se quedan huérfanas, sin su fondo, sin su envés, sin el reflejo que sólo ve el poeta: el que dulce agita los sentimientos, el que nos salva de la vida en la belleza.Unos versos tuyos tan redondos, que dan sombra.
    Un abrazo

    • octubre 7, 2012 en 12:50

      Amigo y colega Rubén, nada que objetar o añadir a tu comentario sobre el poema. Me alegra que haya sido de tu gusto y hayas encontrado buena sombra al cobijo de estos versos. Con un abrazo.
      Salud.

  5. octubre 9, 2012 en 19:43

    Necesitamos gritar, muy alto, que se nos escuche bien, este grito a base de poesía, este grito poético me gusta…¿hay mejor modo de gritar, Julio?
    Mi abrazotedecisivo

    • octubre 9, 2012 en 19:50

      Quiero creer que no hay mejor modo de gritar, amiga Sara. Aunque muchas veces el grito se ahogue en la angustia. Gracias por tu siempre amable abrazotedecisivo desde tierras leonesas. Con otro abrazo.
      Salud.

  6. 13 Pepa Agüera Sánchez
    octubre 18, 2012 en 00:55

    A veces ese grito se hace necesario, para sacar al aire y dispersar el dolor que nos invade por dentro; pero también el amor que nos desborda. Tu poema es un hermosos homenaje, como sólo puede hacerlo un amigo, que además es poeta.(Y buen poeta)

    Un abrazo.

    Pepa

    • octubre 18, 2012 en 17:18

      El acoso permanente de la muerte, cuando se hace carne de amigo, pariente , familiar o persona próxima, vecino o conocido, se hace más insufrible. La cabeza te dicta lo racional de este negocio, la provisionalidad de que estamos hechos, lo efímero de la existencia; pero el corazón late con rebeldía y el alma se duele. Es inevitable; esto también es inevitable. Con un abrazo.
      Salud.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


octubre 2012
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 390 seguidores

Estadísticas

  • 231,457 visitas

A %d blogueros les gusta esto: