27
Ene
12

Las naranjas del invierno

Imagen propiedad de Artencordoba-Arte, Cultura y Turismo en Córdoba.-Museo de Julio Romero de Torres: Naranjas y limones..

Las últimas naranjas del invierno
agua fresca en tu boca
calendario de abrazos en tus brazos
miel caliente en los labios
y los besos,
ojos del alba.

Sabías que me iría en primavera,
que soy nieve en las cumbres
corriendo en los arroyos
y manando en fuentes de deshielos.

Te dejo, amor, las flores de mi mano
tendidas en la falda de los montes
de tus senos
y un alocado sueño de deseos
en la fértil humedad de tus entrañas.

Sabías, ay, y me amaste
y dejaste que te amara
y a la boca trajimos la lujuria
de las últimas naranjas
del invierno.

Julio G. Alonso
.

Niña y naranja

.

Anuncios

30 Responses to “Las naranjas del invierno”


  1. 1 Santiago Fernández
    enero 27, 2012 en 20:19

    Querido amigo Julio:
    Muy bonita, sensual y visual tu poesía.

    Me ha recordado una de las poesías escritas por el gran Federico G. Lorca cuando era muy joven

    Amanecía
    en el naranjel.
    Abejitas de oro
    buscaban la miel.
    ¿Dónde estará
    la miel?
    Está en la flor azul,
    Isabel.
    En la flor,
    del romero aquel.

    (Sillita de oro
    para el moro.
    Silla de oropel
    para su mujer.)

    Amanecía
    en el naranjel.

    Me ha gustado mucho el juego de palabras que presentas en el poema, cuando dices:

    calendario de abrazos en tus brazos

    La sensación que me deja el poema es el de una “comunión” entre la naturaleza y las emociones humanas.

    Un abrazo, Julio, y gracias por esta refrescante poesía.
    Santi

    • enero 28, 2012 en 17:46

      Amigo Santi:

      Siempre sabes encontrar una hermosa relación con otros escritos y nos regalas con la oportunidad de tus impresiones sobre el poema. Te quedo siempre agradecido y reconocido. Con un abrazo en este, parece, día invernal de enero.
      Salud.

  2. 3 daniela
    enero 28, 2012 en 08:59

    ¡Qué despertar esta mañana de sábado!
    Asomada a tu Lucernarios una tromba de imágenes y nombres,me inundan:
    Julio Romero de Torres, naranjas amargas, naranjos por las aceras de Chauchina en Granada, el sol de abril del sur, Federico, la Huerta de San Vicente, naranjas esparcidas por los suelos tras caer de las ramas, naranjas de piel no tersa sino rugosa con su color anaranjado desvaído, mermelada de naranjas amargas…y el comentario de Santiago con el naranjel del que hace nada, apenas unos días, hice una entrada en mi blog para Isabel.
    De tu poema Julio me quedo con la ultima estrofa que compendia (según Daniela) ese: -a pesar de que sabía que se iría, como desaparecen las naranjas, se amaron y el disfrute fue igual que cuando degustas algo por primera o ultima vez-, en veintitres palabras ¡breve buen hacer! Me gusta.

    daniela

    • enero 28, 2012 en 17:43

      Me alegras la mañana y el día, gris e invernal de sábado de enero, con tu hermoso comentario lleno de colorido y vitalidad; tal parece que estuviera leyendo alguno de tus poemas, como ese último naranjel que dejaste en tu cuaderno. La elección de la estrofa de cierre me parece muy oportuna por lo que supone de elegir el disfrute y el placer más allá de lo que pueda permanecer entre nosotros. Los momentos intensos que nos conmueven se deben a ellos mismos. Muchas gracias.
      Salud.

  3. enero 28, 2012 en 12:26

    Hola, Julio

    Buen trabajo, bonito tema, bien desarrollado y bella cadencia.

    Por entrecomillar algo, me quedo con esta descripción tan sensual, tan tuya.

    Te dejo, amor, las flores de mi mano
    tendidas en la falda de los montes
    de tus senos
    y un alocado sueño de deseos
    en la fértil humedad de tus entrañas
    “.

    Uf… para enmarcar.

    Paco

    • enero 28, 2012 en 17:37

      Amigo Paco:

      Me alegra que te haya gustado este poema. La estrofa que subrayas contiene toda la emoción que he sabido poner en la despedida. Porque la vida, y la vida es amor, no deja de ser -en cierto modo- una serie de despedidas precedidas de encuentros inflamados de sentimiento. El mejor marco que se le puede poner a un poema es un comentario como el tuyo. Muchas gracias.
      Salud.

  4. enero 29, 2012 en 12:26

    Delicioso poema Julio…

    ¡¡¡Hacía tanto que no te leía!!!

    Me has descubierto nuevos destellos de tu ser.

    No podía haber sido mejor el reencuentro…

    Solidaridad, Salud y Salu2,

    AMADEUS

    • enero 29, 2012 en 23:39

      Bueno, amigo Amadeus, siempre resulta reconfortante un reencuentro con tus comentarios, lecturas y escrituras… Cuando cierro los ojos… no olvido algunos de tus mejores poemas. Gracias por haber llegado hasta aquí.
      Salud.

  5. enero 30, 2012 en 10:16

    Llego a tu poema después de un fin de semana entre naranjales con un fondo de nieve, y no puedo por menos que sentir que algo del valle del Andarax rezuma en tus versos. Esos frutos de fuego en contraste con las sierras nevadas, con un rumor al fondo de aguas, es la imagen que me traigo para reencontrarlo en este poema tan oportuno para mis sensaciones. Leerlo ha sido poder degustar un aire puro en esta mañana de enero que nos encamina a próximas primaveras. Te felicito. Es bellísimo.

    Un abrazo.

    • enero 30, 2012 en 20:14

      Entiendo tu estado de ánimo, no tanto por el poema para el que has tenido un comentario tan estupendo, como por la estancia en el valle de Andarax, por encima de la sierra de Gádor y con Sierra Nevada al norte. Hace ya algo más que unos años que pude recorrer la zona y disfrutarla bajando de las Alpujarras almerienses hacia la costa del Cabo de Gata, viaje que reclama ya otro para recordar todo lo bueno de aquél y completar el recorrido. Gracias, Perfecto. Mis felicitaciones son para ti por esa estupenda oportunidad de disfrutar los paisajes de tu tierra. Con un abrazo.
      Salud.

  6. 11 Arturo Juárez Muñoz
    enero 30, 2012 en 20:31

    Querido amigo:
    ¡Cuán tú eres en tus poemas! ¡Cuán singular acento, seda y cadencia en tus palabras!
    Comienzo a leerte desde antes, desde el principio, desde que una palabra, o frase, o título de poema me sacude las neuronas como enjambre atestado de abejillas.
    Hermoso, seductor, casi saboreo la miel sobre mis labios. Imagínote dejando escurrir el dulce jugo de las últimas gotas de aquellos frutos; luego, la inspiración asoma como amanecer entre tus sueños.
    ¡Excelente!
    Un abrazo:
    Arturo

    • enero 31, 2012 en 15:46

      Amigo Arturo:
      Es un gran elogio el que me dejas, reconociéndome en mis poemas y atribuyéndome una voz personal, que quiere decir reconocible. Me animan a continuar intentando poemas comentarios como el tuyo. Por ello, siempre me sentiré agradecido. Con un abrazo.
      Salud.

  7. febrero 1, 2012 en 23:40

    Mi estimado Julio, gracias por estos ratos de poesia, de momentos en calma y en paz…de momentos para disfrutar de naranjas de invierno y de tantas sensaciones que nos dejan tus letras…gracias por fomentar el arte de las letras…¿qué seríamos sin ellas?
    Mi abrazotedecisivo

    • febrero 2, 2012 en 20:44

      Amiga Sara, te preguntas qué seríamos sin el acompañamiento de las creaciones literarias y yo me atrevo a responderte que seríamos menos felices, más insensibles y mostrencos. En fin, creo que la literatura nos ayuda a vivir, entender la vida, quererla, soñarla, acercarnos a los demás, comprendernos a nosotros mismos… y un montón de cosas más que tú bien sabes. No quiero decir que sea lo único bueno que podemos tener al lado; pero es una de las cosas importantes. Disfrutar de la Naturaleza (de eso sabes tú mejor que yo), de los amigos, del trabajo bien hecho (si nos dan la oportunidad o encontramos el modo), la música, las artes y la buena gastronomía, el deporte, etc. hace que nos sintamos vivos y capaces de dar vida. Fuera de todo ello hay mucho vacío, superficialidad y embrutecimiento. Es una suerte tener acceso a la cultura y el arte.
      De lo demás, sólo te debo las gracias por el favor que me concedes dándole valor a las cosas que voy dejando en este pequeño espacio con tu “abrazotedecisivo”.
      Salud.

  8. 15 Flory GLEZ.
    febrero 3, 2012 en 02:43

    ¡Hola, Julio ! .

    Como siempre una gran suerte poder acceder a tus obras, llenas de ingenio,talento,arte, cultura…..están llenas de sensaciones bellas ….

    Lectora asidua de Lucernarios, a veces me voy en silencio, sin saber qué decir ante un escritor tan grande; te sigo con gran admiración y respeto; verdaderamente magníficos tus poemas y tus escritos.

    Por aquí seguiremos, sin duda.

    Un abrazo.

    • febrero 3, 2012 en 18:02

      Lo mejor de todo, Flory, es saber que seguirás por aquí haciéndome tan buena y grande compañía. Te agradeceré siempre tus palabras cariñosas y de ánimo y me basta con saber que te agrada lo que encuentras entre las cosas que voy dejando en este cuaderno. Con un gran abrazo.
      Salud.

  9. febrero 4, 2012 en 12:40

    Julio, gracias una vez más por tus poemas. Me ocurre que al leerlo, además, resuena tu voz recitándolo en mi cabeza, y eso le hace aún más placentero. ¡Un abrazo!

    • febrero 5, 2012 en 20:47

      Amigo Ritxi. Te agradezco la lectura y el comentario. Lo de venirte a la mente esa imagen mía recitando… tiene la explicación sencilla de que ambos formamos parte de esa aventura llamada Noches Poéticas y nos escuchamos recitar; que esa circunstancia te haga más placentera la lectura es un regalo añadido que también te agradezco. Con un abrazo.
      Salud.

  10. 19 Agurtzane
    febrero 4, 2012 en 13:41

    Serán las naranjas del invierno, pero el calorcito que nos deja se asemeja a la calidez del verano. Es insistente la alusión al frío (agua fresca, arroyos ,fuentes, nieve, humedad, deshielo) pero los sentidos se encienden con besos, abrazos, senos, miel caliente, entrañas… arrastrándonos a chispeantes sensaciones. En mi opinión es un poema de amor con un sutil toque erótico que queda reforzado por las imágenes tan sugerentes que nos ofreces.
    Cuando hice la primera lectura me dije:” éste es de los míos”. Palabras sencillas, utilizadas a diario por todos nosotros, pero que amañadas por esa sensibilidad tan afinada , nos hacen sentir , pensar y madurar.
    Poesía, amor, sensualidad, pasión, erotismo… ahí están y son la vida . Dejémonos seducir cada día.
    Un beso.
    Agurtzane

    • febrero 5, 2012 en 20:44

      Agurtzane, casi siempre me descubres cosas nuevas de los entresijos del poema que no he usado de manera calculada, sino de forma intuitiva, como esa contraposición tan real entre el invierno, el frío, y el calor del amor simbolizado en las naranjas en las que se resume el zumo de los besos y los abrazos. Creo que si te dedicaras a la crítica literaria no tendrías precio. Con un beso.
      Salud.

  11. febrero 4, 2012 en 18:22

    …. Julio, estimado amigo y compañero, aquí me traes, a admirar estos hermosos versos que pasan por el narajel y los besos que depositas con toda mesura y elegancia; una regalía para los amantes de las cosas exquisitas. Un abrazo fuerte; Orión

  12. febrero 7, 2012 en 14:58

    Tú sabes, amigo Julio, que a mí me encanta la poesía amorosa y sensual. Ay, y digo yo que estas naranjas se han quedado en mermelada de romanticismo y buen decir capturando el momento de algo tan íntimo.

    Me encanta, Julio, Un fuerte abrazo.

    • febrero 8, 2012 en 13:03

      Lo sé, lo sé, amiga Isabel; igual que, a la par de tu gusto por la poesía amorosa y sensual, es digno de alabar tu magnífica forma de escribir y encontrar la mejor manera de llegar de la palabra a la emoción. Es un privilegio poder disfrutar de tus creaciones y contar con tu generosa amistad. Te agradezco estas bellas palabras al lado de estas naranjas de invierno. Con un abrazo.
      Salud.

  13. febrero 19, 2012 en 22:23

    … y es que, posiblemente, para salvar la dignidad, haya que decir NO muchas más veces de lo que podemos imaginar; celebración aquí de tu innovadora poesía visual, estimado amigo, con un abrazo; Orión

    • febrero 20, 2012 en 23:55

      Gracias, amigo Orión. Veo que desde la sombra del naranjel encontraste el modo de comentar el otro poema visual Dignidad. La proximidad de ambos poemas y las lecturas hacen posible estas cosas. Desde donde sea, siempre son bien recibidas tus palabras de comprensión, solidaridad y ánimo. Con un abrazo.
      Salud.

  14. marzo 19, 2012 en 10:13

    Precioso este amor entre naranjas, lleno de sentimientos vírgenes, frescos, inocentes. Lirismo llevado hasta el paroxismo, con suavidad y con firmeza. Me gusta cuando tus versos son así de románticos, dúctiles y evocadores.

    Un poema para retener en el memoria, Julio.

    Un abrazo
    Felicitaciones
    Ana

    • marzo 19, 2012 en 23:51

      A la luz de tu comentario, Ana, me siento más inclinado a probar o seguir probando versos románticos y evocadores. Gracias por tu lectura y tu siempre atenta mirada, además de amable. Con un abrazo.
      Salud.

  15. 29 Margarita Csanady
    abril 17, 2012 en 12:55

    Lo maravilloso de la poesía es que cada lector ve siempre algo diferente. Estoy aprovechando estos días para leer cosas pendientes, como tus poemas. Y éste me ha recordado a un viejo amigo, que se enamoró en el invierno de su vida de una joven con la que vivió un dulce romance. Aunque acabó, él fue feliz. Tus naranjas de invierno me han recordado a este hombre inglés, que ya murió, enamorado del beso de una mujer andaluza.

    • abril 17, 2012 en 23:25

      Empezaré por reconocer contigo, Margarita, que cada lector entiende y hace el poema que lee. Muchas veces, acercándome por tercera o cuarta vez a un poema, acabo enredado en pensamientos e imágenes nuevas.
      Te agradezco que le dediques tu tiempo a mis trabajos y que merezcan tu atención. Sobre la anécdota que cuentas creo que se refleja en el poema o el poema refleja la anécdota. El invierno representa la edad ya avanzada y teóricamente alejada de los vaivenes pasionales del amor, pero… así como Antonio Machado veía algunos brotes verdes en el viejo tronco del árbol, el amor reverdece en los años representado por las naranjas que son, sin embargo, fruta de invierno. Me gustó mucho la historia que cuentas y que puede explicar muy bien este poema; incluso hasta la imagen del cuadro de Julio Romero de Torres nos acerca a lo expuesto. Un placer contar con tus opiniones.
      Salud.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


enero 2012
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Categorías

Páginas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este cuaderno, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 359 seguidores

Estadísticas

  • 229,044 visitas

A %d blogueros les gusta esto: